Elecciones 10-N ¿LA HORA DE LOS CRISTIANOS?

Nos han convencido de que religión y política no deben ir de la mano, nos han convencido del sincretismo irenista, donde todas las religiones son igualmente buenas y convergen por el bien pacífico de la humanidad. Nos han convencido de que los cristianos no debemos dedicarnos a la cosa pública. Hay, incluso, quien considera que puede haber cristianos de izquierdas y cristianos de derechas, como si fuese posible escoger.