¿Y SI EMPEZAMOS POR EL PRINCIPIO? LA PUESTA EN VALOR DEL MATRIMONIO (donde nacen los hijos que nos faltan)

Nuestra sociedad está CIEGA. El “revuelo” que las cifras sobre natalidad en España y Europa han causado en los últimos meses, han traído a los medios de comunicación toda suerte de recomendaciones para la puesta en marcha de políticas que incentiven, fomenten y posibiliten mayores nacimientos en España y en Europa, pero … ¿DE DONDE VIENEN LOS HIJOS?

Nuestra clase política debe pensar que los trae la cigüeña, pues, al menos para quien suscribe este artículo, no cabe plantearse el problema de la natalidad sin llegar, antes o después, a la pregunta anterior. Y claro, si uno analiza las cifras de matrimonios y divorcios en España de los últimos 10 años, pues puede darse cuenta que el  de la escasez de nacimiento no es solo “económico”, sino que en el mismo subyace una terrible realidad, y es que nuestra clase política lleva casi 20 años denostando y socavando la base de la natalidad: EL MATRIMONIO. En resumen, no nacen niños porque no hay hogares estables en los que puedan nacer.

 El primer ataque ocurrió con el Gobierno de infausto recuerdo de Zapatero, el que sin duda mas daño ha hecho en la historia reciente a la familia en España, con la perversa Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio, equiparando las uniones homosexuales al matrimonio entre hombre y mujer. Desnaturalizar el matrimonio tiene consecuencias, y esta es una de ellas.

La destrucción del matrimonio y la familia son claves para des-estructurar a la sociedad.

El segundo gran ataque reciente lo encontramos el mismo año y auspiciado por el mismo gobierno (recordamos que, por si fuera poco, fue quien formalizó el asesinato de no nacidos como un derecho, con plazos máximos para el asesinato legal de los indefensos), con la Ley 15/2005 de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, tristemente conocida como “Ley del divorcio Express”.

Así pues nos encontramos con un panorama dominante en las España de los últimos 20 años: El matrimonio, fuente de la vida y núcleo en el que se engendran los hijos, lleva ya casi 20 años siendo maltratado y denostado por la sociedad, lo cual lleva a una doble consecuencia lógica  (y a buen seguro, planificada minuciosamente por aquellos que quieren implantar un nuevo orden mundial): La destrucción de las matrimonios previos y el descenso en el número de nuevos matrimonios. Y no es casualidad, pues ambos son un ataque frontal a LA FAMILIA, deshaciendo así el núcleo, el elemento fundamental que vertebra nuestras sociedades y que ha evitado, por ejemplo en España, revueltas como en otros países en tiempos de crisis, simplemente por el hecho de que las familias, y no el estado, se han encargado de acoger y mantener a los que más han sufrido las consecuencias de la crisis y donde por ejemplo, los abuelos (esos que ahora quieren empezar a matar como ya sucede en otros países con leyes eutanásicas y eugenésicas) han estado sosteniendo económicamente a hijos y nietos.

Ya es hora de salir de nuestras catacumbas sociales a las que la falsa supremacía moral de la izquierda nos ha relegado en los últimos 40 años y volver a la lucha cultural para que los elementos fundamentales vuelvan a ser considerados, fomentados, financiados, enseñados en nuestra sociedad. Ya es hora de devolver a LA FAMILIA Y AL MATRIMONIO (entre hombre y mujer, el único capaz de generar vida y riqueza social por si mismo, sin medios “externos”) al lugar que le corresponde y ya es hora de quitarnos los complejos para defender conceptos como DIGNIDAD, FIDELIDAD, CASTIDAD y tantos otros que han estado siempre ligados a épocas de prosperidad y bien en nuestras sociedades. Desde la Asociación Cristianos en Democracia os animamos a sumamos a iniciativas como esta
http://lacomunidaddelanillo.org/ así como a los grupos que, en Redes Sociales, estamos creando para ello pulsando aquí:
https://www.facebook.com/groups/lacomunidaddelanillo.org

Daniel Fernández

Asociación Cristianos en Democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *