INTOLERANCIA DE GÉNERO

INTOLERANCIA DE GÉNERO

Cada vez que el comunismo ha fracasado ha sido por su afán totalitario. Siempre se han excusado culpando a los excesos, sin asumir nunca que son excesivos por definición y nunca se contentan con convivir con otros sistemas o formas de pensar. Con la última vuelta de tuerca buscan la hegemonía y el control total, de ahí que siempre el comunismo sea una ideología necesariamente totalitaria y no pueda ser nunca domesticada ni civilizada.