El vodevil de España: Suicidio demográfico, sin ayudas a las familias, 94.000 Abortos, 3.600 Suicidios, pero… ¡Carrozas para todos!

Súbanse a una carroza, no miren a los barrios periféricos para que la pobreza y la marginalidad no les enturbie la fiesta (ni le despierte la conciencia), bailen, junto a su perro, con una charanga o un pasacalles mientras suena alguna melodía de Alaska o Leticia Sabater para celebrar, con orgullo, que pueden hacer lo que quieran con su cuerpo, incluso matar a la criatura que va dentro y, por supuesto, no lo olvide, lo más importante: No hay fiesta del Orgullo Gay si no se mofan de los cristianos, así que no olviden colocar en su carroza una buena imagen blasfema o algún personaje disfrazado de alguien importante para millones de creyentes, pues en estos días, la tolerancia y el respeto, si usted pertenece al lobby, no tienen ninguna validez.