INMEDIATISMO

Nos movemos entre lo inmediato (la economía y la política) y lo eterno (la filosofía y la teología) y el término medio, que sería como el menisco de la rodilla que articula el fémur con la tibia y el peroné, queda abandonado. Y sin menisco, la fricción de ambas partes es mayor, con mayor desgaste.