La Asociación Cristianos en Democracia presenta quejas ante el Rectorado y el Defensor del Pueblo Andaluz.

Tras el vergonzoso incidente de ayer 22 de Noviembre en la Universidad de Sevilla, durante la celebración del congreso Bioderecho, Administración y Dignidad Humana organizado por la facultad de Derecho, donde un grupo de 20 asistentes estuvo insultando durante más de 40 minutos a los ponentes, con frases como «Santa María Madre de Dios, Ruega por mi coño pecador», «Universidad Laica», «Fuera fascistas de la Universidad»… además de eructar, gritar, pitar… todo ante la presencia de 3 guardias de seguridad de la Universidad de Sevilla que, textualmente nos indicaron que «no podían hacer nada porque desde el Rectorado les habían dado ordenes concretas de no evacuar a nadie de la sala», nuestra Asociación ha presentado sendas quejas, ante la Universidad de Sevilla y el Defensor del Pueblo Andaluz.

En este vídeo, grabado por uno de los miembros de nuestra Asociación, presente en el acto, puede comprobarse perfectamente el «nivel» de los ataques, que fueron continuos durante la primera hora de apertura del Congreso Internacional de Bioética celebrado en la Universidad de Sevilla.

No podemos permitir que este tipo de elementos dominen el pensamiento, impidan la libertad de expresión y, mucho menos, amedrenten e insulten a voz en grito nuestras creencias religiosas, pues nos jugamos el futuro de nuestra sociedad. Tampoco podemos permitir que las autoridades miren para otro lado amparados en un falso concepto de la libertad de expresión, porque, les guste o no, su libertad acaba donde empieza la nuestra. Ya es hora de que alguien les haga frente, y esperamos para ello, contar con el apoyo de todos nuestros asociados, simpatizantes y seguidores.

9 comments on “La Asociación Cristianos en Democracia presenta quejas ante el Rectorado y el Defensor del Pueblo Andaluz.

    1. Lamentablemente nuestra sociedad ha cambiado el concepto de libertad de expresión y ahora sirve de escudo a los violentos que tratan de imponer a gritos sus consignas. Gracias Consuelo por su apoyo.

    1. Desgraciadamente en muchos de estos casos ese es el origen del problema… hogares en los que no hay ya valores y no quedan madres que se preocupen por lo que hacen o dejan de hacer sus hijos. ¡Gracias Charo por su comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *