El porno destroza la autoestima en los adictos.

El acceso a estos contenidos tan sólo a través de un click del teléfono móvil o del ordenador está generando un ejército de adictos. “La pornografía te atrapa igual que una droga”, afirman los adictos. Muchos psiquíatras hablan ya de una plaga social y una epidemia mundial.

La pornografía se ha convertido en uno de los grandes males de nuestro tiempo. Familias rotas, vidas destrozadas y adolescentes que tienen las escenas pornográficas como maestras de sexualidad.

La industria del porno introduce enlaces en los portales y videojuegos para captar a los menores.

Las consecuencias van más allá y la pornografía aparece como con-causa en el 56% de los divorcios y en el incremento de las agresiones sexuales a niños por parte de otros niños. Y los católicos no escapan a esta plaga que también está haciendo mella a las familias. EL sacerdote francés Michel Martin-Prével revelaba recientemente en una entrevista que la pornografía aparece ya en el 80% de las confesiones que realiza con chicos jóvenes. Aunque el problema no se queda sólo en este colectivo sino que tiene una incidencia también relevante en adultos.

Uno de los mayores expertos del mundo en la lucha contra la pornografía como adicción es el doctor Peter C. Kleponis, que recientemente ha publicado en español el libro Pornografía. Comprender y afrontar el problemaA lo largo de su trayectoria ha podido comprobar los efectos nocivos de esta plaga en la persona, en la familia y en la sociedad, siendo capaz de destrozar por completo al individuo. Puedes ver el reportaje completo en este enlace de Religión en Libertad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *