Gracias a nuestros perseguidores digitales, pero no se molesten, no podrán silenciarnos.

En las últimas 48 horas hemos vivido las consecuencias de mantenernos fieles a la verdad. Tras miles de ataques a nuestra web desde que lanzamos nuestro proyecto hace año y medio (algunos, seguramente, automatizados por robots que atacan a cualquier web o otro, a buen seguro, dirigidos contra nosotros), ayer nos vimos obligados a desconectar nuestra web durante algo más de 24 horas debido a una infección de código malicioso intencionada en nuestros servidores.

Como Asociación sin ánimo de lucro que somo, nuestros recursos son muy escasos y nuestra web sobrevive gracias a los donativos «en especie» de uno de los promotores del proyecto, que sin apenas coste mantiene nuestros sistemas. Dado que el ataque comprometía no solo nuestra web, sino todas las webs y servicios que presta a sus clientes, tomamos esta decisión para evitar males mayores.

También en el mundo digital, las fuerzas del mal intentan silenciar la voz de la verdad.

Pero ya estamos de vuelta, y no queríamos perder la oportunidad de agradecer a nuestros atacantes la molestia que se toman para silenciarnos. Con ello, confirman que estamos en el camino correcto. Está claro que nuestro «crecimiento digital» empieza no solo a molestar, sino a asustar a los que se creían en posesión de la verdad y a los que no permiten otro discurso más que el suyo.

Pues a vosotros, queridos perseguidores digitales de la verdad, os decimos que esto no ha hecho más que empezar. Ha sido increíble la cantidad de muestras de apoyo recibidas en apenas 24 horas de gente de buena fé que, desde muchos lugares del planeta siguen nuestras publicaciones y a las que, con la ayuda de Dios, esperamos no defraudar y mantenernos firmes en la Fé y la Verdad que hemos recibido de nuestro Señor Jesucristo. Porque para eso hemos nacido, para ser TESTIGOS DE LA VERDAD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *