Que no se repita la historia (por mucho que algunos lo estén deseando).

¿Tenemos motivos para estar preocupados? A juzgar por los «mensajes» que los intolerantes de la izquierda nos envían, no hay duda. Por lo que se vé, estos «señores» no se han enterado aún que todos los ciudadanos tienen derecho a participar en la vida pública sin ser difamados o discriminados por sus convicciones morales y religiosas. Algo que no siempre se cumple (España: PSOE y Podemos son los partidos que más atacan la libertad religiosa).

A la espera de los datos finales de 2019, en 2018 Observatorio para la Libertad Religiosa (OLRC) publicó su informe anual sobre la situación en España y la conclusión en el que se muestran como los ataques contra este derecho fundamental aumentaron ya en 2018 en España, pasando de 166 a 200 casos reportados de violencia, acoso, profanación o vulneración derechos (un crecimiento de más de un 15%)

No somos nosotros los que reavivamos los fantasmas criminales del Frente Popular. Ellos mismos se encargan de recordarlo cada vez que pueden.

De los 200 casos registrados en 2018, 133 se han dirigido contra los cristianos (109 a católicos). Es decir, el 66,5% de todos los ataques son contra cristianos (54,5% contra católicos). Respecto a otras confesiones, cabe destacar que 16 se han dirigido contra musulmanes (8%) y 6 han tenido como objetivo los judíos (3%). Por último, 45 ataques pueden considerarse contrarios a todas las religiones al querer imponer un laicismo radical que intenta eliminar a las religiones del ámbito público (22,5% de los casos).

Uno de los aspectos más negativos del informe es el aumento del número de ataques a templos religiosos, especialmente a iglesias católicas pasando de 44 en 2017 a 53 el año pasado. «Es muy preocupante que, año tras año, los ataques a templos crezcan. Esto puede provocar miedo en los creyentes a ir a rezar o a celebrar su fe», explica María García, presidenta del OLRC.

«La libertad religiosa es la ‘prueba del algodón’ de los derechos humanos. Una democracia como la nuestra no puede permitir que se produzca un número tan alto de ataques a la libertad religiosa, ya que este es el derecho más íntimo de la persona, pues afecta a su conciencia», señala García.

Otro de los elementos que marcan el informe de libertad religiosa de 2018 es el derribo de varias cruces de plazas y lugares públicos pese al rechazo de los propios vecinos. Los ayuntamientos, gobernados por la izquierda laicista, han destrozado estos monumentos en Callosa del Segura, Vall d´Uxió y Cuevas del Becerro.

El informe también recalca que os casos de laicismo beligerante como es el intento de acabar con la asignatura de Religión o censurar cualquier manifestación religiosa en el ámbito público han aumentado considerablemente (de 62 en 2017 a 90 en 2018, «lo que demuestra que una parte de la sociedad busca que la religión desaparezca de la esfera pública», apunta la presidenta del OLRC.

Podemos es el partido más laicista con 32 casos. Izquierda Unida se encuentra en tercera posición, con 29 casos. En el informe se cuentan por separado ya que, en algunos lugares de España, no forman coalición, como sí ocurre en el Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *