La ONU se quita la careta: Ataca a la Libertad Religiosa al dictado de la masonería.

El arzobispo Ivan Jurkovič, observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Ginebra, ha tildado de “inaceptable y ofensivo” el contenido del Informe sobre la Libertad Religiosa o de Creencias, que se presentó el pasado 2 de marzo en Ginebra durante la 43ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, como podemos leer en este enlace de VIDA NUEVA DIGITAL.

La ONU y la colonización ideológica proyectada por la masoneria

De hecho, tal como recoge Vatican News, el prelado ha expresado su “gran preocupación” por el hecho de que el texto anima “en numerosas referencias” a que se considere la “libertad de religión, de creencias y de objeción de conciencia” como secundaria con respecto a otros “llamados derechos humanos”. Especialmente, ha señalado Jurkovič, los que expresan “una especie de ‘colonización ideológica’ por parte de algunos Estados e instituciones internacionales”.

La violencia de género y la discriminación hacia las mujeres, niñas y personas LGTBI se perpetúan en las comunidades religiosas de todas las regiones del mundo” Sí, la ONU ataca directamente también a la religión cristiana.

En este sentido, el arzobispo ha reiterado que “el informe presentado es “al menos en parte un ataque a la libertad de religión, creencia y conciencia”. En concreto, Jurkovič se ha referido al documento A/HRC/43/48 del informe, dedicado a la ‘Libertad de religión o de creencias e igualdad de género’, el cual “parece centrarse en la promoción de una visión de la sociedad humana que no es compartida por todos y que no refleja la realidad social, cultural y religiosa de muchos pueblos, más que en la protección de hombres y mujeres, de cualquier fe o creencia, perseguidos o discriminados”.

“Ataca lo que debería defender”

Jurkovič ha recriminado, además, que el Informe “no hace referencia a los esfuerzos realizados por los representantes religiosos para intervenir lo antes posible a fin de detener el derramamiento de sangre inocente y poner fin a las guerras”. Algo que, para el arzobispo, es una “ironía del destino” teniendo en cuenta que hace un año el papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar firmaban el Documento sobre la Hermandad Humana para la Paz Mundial y la Convivencia Común para promocionar la tolerancia.

“Es bastante desagradable”, ha concluido  Jurkovič, “pero cada vez menos sorprendente, dada su frecuencia, que un informe de las Naciones Unidas, que debería defender el derecho humano fundamental y universal a la libertad de religión, de creencias y de objeción de conciencia, ataque ahora la misma realidad que está llamado a defender”.

Por ello, os invitamos a firmar la petición de ASOCIACIÓN ENRAIZADOS para para hacerle llegar al Relator Especial de Libertad Religiosa de la ONU nuestra indignación ante estas acusaciones.


2 comentarios en «La ONU se quita la careta: Ataca a la Libertad Religiosa al dictado de la masonería.»

  1. POR TODA ESA PESTE DEL CORONAVIRUS, ASÍ DICE EL DIOS TODO PODEROSO:
    ¡Ve, pueblo mío,entra en tus habitaciones y cierra tus puertas por dentro;
    escóndete por un instante, hasta que pase la cólera!
    LA CUARENTENA ES POR ESO.

    Y, POR TANTOS ABORTOS A NIVEL MUNDIAL.
    Porque el Señor sale de su morada para pedir cuenta de su iniquidad
    a los habitantes de la tierra: la tierra pondrá al descubierto la sangre derramada
    y ya no cubrirá a sus asesinados.
    (Is. 26,20-21)

    ACÁ VA EL MENSAJE, PARA HOY:
    Pero aún ahora –oráculo del Señor– vuelvan a mí de todo corazón,
    con ayuno, llantos y lamentos. Desgarren su corazón y no sus vestiduras,
    y vuelvan al Señor, su Dios, porque él es bondadoso y compasivo,
    lento para la ira y rico en fidelidad, y se arrepiente de sus amenazas.
    ¡Quién sabe si él no se volverá atrás y se arrepentirá, y dejará detrás de sí una bendición: la ofrenda y la libación para el Señor, su Dios!
    ¡Toquen la trompeta en Sión, prescriban un ayuno, convoquen a una reunión solemne, reúnan al pueblo, convoquen a la asamblea, congreguen a los ancianos,
    reúnan a los pequeños y a los niños de pecho!
    ¡Que el recién casado salga de su alcoba y la recién casada de su lecho nupcial!
    Entre el vestíbulo y el altar lloren los sacerdotes, los ministros del Señor, y digan: “¡Perdona, Señor, a tu pueblo, no entregues tu herencia al oprobio, y que las naciones no se burlen de ella! ¿Por qué se ha de decir entre los pueblos:
    Dónde está su Dios?”. (Jl. 2, 12-17)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *