Iglesia Católica frente al coronavirus: 6 millones de euros más para Cáritas.

Aunque en la entrevista concedida ayer para el programa Herrera en Cope, el Cardenal Omella, Presidente de la Conferencia Episcopal Española dijo claramente, sobre el papel de la Iglesia en esta crisis, que la institución cumple el principio evangélico según el cual «que la mano izquierda no vea lo que hace la derecha. No nos gusta hacer mucha propaganda, vamos trabajando en silencio, pero cuantísimas cosas se han hecho», ha puntualizado Omella.

Cáritas es la gran asociación de la Iglesia, es la misma Iglesia católica, es la mano de la caridad de la Iglesia. La caridad de la Iglesia organizada es Caritas. Y Cáritas está en todas las parroquias y en todos los lugares desviviéndose. Y cuantísima gente se ha entregado a Cáritas estos días diciéndole aquí estamos nosotros para ayudar con tiempo, con personas, donde nos necesiten, voluntarios, y con dinero», ha señalado el presidente de la CEE.

Que no vea tu mano izquierda lo que hace tu derecha.

En este sentido, Omella ha explicado que se han «triplicado» las peticiones de ayuda, pero, a la vez, «Cáritas está recibiendo mucho dinero de la gente que quiere compartir solidariamente».  Además, la CEE «le ha entregado seis millones de euros para que Cáritas de todas las diócesis se lo repartan» a fin de «atender a los pobres en estos momentos».

Además, la Iglesia como institución ha prestado locales para atender a las necesidades de la gente, entre ellos seminarios para que se puedan poner camas de hospitales, o las casas de ejercicios, que han ofrecido a los médicos y enfermeras. «En Barcelona hemos puesto a disposición cuatro iglesias por si las necesitaban para poder poner camas», ha dicho Omella. También ha organizado teléfonos como los «de la esperanza» para prestar apoyo psicológico o espiritual a las personas que sufren esta situación, o a través de streaming. Además, como no se pueden oficiar funerales con presencia de público, todos los domingos nombran en la Eucaristía a las personas fallecidas durante la semana, lo que reconforta a sus familiares cuando ven el nombre del finado en la televisión.

«La Iglesia está haciendo una labor ingente, lo que pasa que no sale en los medios de comunicación. No importa tampoco eso porque lo que a nosotros nos importa es hacer el bien y amar a la gente», ha finalizado el cardenal Omella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *