Sacerdotes al pié del cañón: «Nunca vi a Dios mas presente».

No ocupan primeras páginas ni abren telediarios, más bien hay que bucear con intención en la vorágine de noticias y testimonios que se publican cada día en medio de la crisis del coronavirus, pero si afinamos un poco, encontraremos magníficos testimonios de los que están incansablemente dando la batalla para que nadie muera solo y con miedo.

En EL MUNDO podemos ver el testimonio de Nacho, uno de los Sacerdotes que a diario prestan auxilio espiritual a los enfermos y moribundos del Hospital de Campaña de IFEMA, en Madrid. La ilusión de Nacho era ir de misiones. Dice que le habría gustado viajar a Argentina o a Bolivia pero, desde luego, jamás imaginó que su misión estaría en el pabellón 9 de Ifema, reconvertido desde hace semanas en un hospital de campaña para hacer frente a la pandemia del coronavirus en Madrid. Ignacio Javier Ortiz Cabañas tiene 57 años, es sacerdote en la parroquia San José Obrero de Coslada y miembro de la congregación de los Misioneros de la Sagrada Familia.

Por otro lado, en este enlace podemos acceder a la entrevista en video a Juan Jolin, que ha contado cuál es su labor y la de su equipo: «Escuchar con cariño».. Este grupo de sacerdotes acude al hospital en varios turnos porque no pueden estar siempre.

Una de las experiencias que más le han emocionado desde que está en primera línea de lucha contra el virus, y pensaba que él iba a dar muchas claves y se ha encontrado que son los propios pacientes los que se las están dando, «te van contando lo que les preocupa, sus familias, la situación que están viviendo, el futuro…», ha contado el padre Juan. 

3 comentarios en «Sacerdotes al pié del cañón: «Nunca vi a Dios mas presente».»

  1. Es un gran testimonio, y son el Señor en ese momento que estan hay con los mas indefensos los enfermos y les esta dando la mano que esten en paz y no solos gracias gracias, pido al Señor a la Virgen por todos ellos

  2. Nuestra Señora de las Mercedes, protectora de cautivos y enfermos de la peste, hoy como desde antiguo te pedimos que:»…escuches esos lastimosos y dolorosos suspiros conque os invocan, Madre; mostramos, pues Señora Madre de esos pobres…fortalecedlos en la fe para que no desfallezcan con el peso de tantas calamidades; encended en caridad a todos los católicos, para que con sus limosnas sean redimidos; SUPLID LA FALTA DE LOS SACERDOTES en los…agonizantes, y aquí que es el mayor peligro, sea, Señora, mayor el empeño de vuestro cuidado, conozcan que sois su Madre en agonía tan tremenda…» Qué en todo, Madre, se haga la Voluntad de Dios Nuestro Padre, a quien lo pido por Jesucristo N.S., que vive y reina en unión con el Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *