Anti-Racistas, Anti-Respeto, Anti-Libertad, Anti-Educación… Así son los «antifas».

(ACIPRENSA) El Ayuntamiento de Lisboa (Portugal), condenó el acto de vandalismo contra la estatua del P. António Vieira en Largo Trindade Coelho, en el área del Barrio Alto, durante la noche del jueves 11.

La estatua del misionero jesuita, representado sosteniendo una cruz y rodeado por tres niños indígenas, fue pintada con spray con la frase «descoloniza» durante las manifestaciones contra el racismo en la capital portuguesa.

La figura del Padre Vieira (1608-1697), autor de los famosos sermones y catequista incansable en Brasil, ha sido infundadamente asociada con la promoción de la esclavitud en el siglo XVII.

Esta no es la primera vez que la estatua ha sido profanada. Según la Agencia Ecclesia, del Episcopado portugués, la escultura ya había sido atacada en 2018.

Por su parte, el historiador António Borges Coelho, en declaraciones a RTP Noticias, señaló que es absurdo que asocien al Padre Vieira con la esclavitud, y recordó la famosa carta que el sacerdote escribió al rey Afonso VI para denunciar el maltrato a los indios y el trabajo esclavo en las colonias.

En su página de Facebook, el municipio de Lisboa informó que se «procedió a limpiar la estatua” y expresó que «todos los actos de vandalismo contra el patrimonio colectivo de la ciudad son inadmisibles».

Las autoridades de la capital portuguesa están buscando a los responsables del acto de vandalismo, que dañó el patrimonio público y la sensibilidad de los portugueses, la gran mayoría de los cuales son católicos.

¿Quién fue el Padre Vieira?

Nacido el 6 de febrero de 1608 en Lisboa, António Vieira partió con su familia a Brasil a la edad de seis años. Como religioso jesuita, fue misionero y diplomático, y se hizo conocido por las denuncias de la inhumanidad con que los colonos trataban a los pueblos indígenas y también a los esclavos.

Además de ser sacerdote y catequista, fue considerado por el poeta Fernando Pessoa un «emperador de la lengua portuguesa».

“Vieira fue, inevitablemente, un hombre de su tiempo. Pero fue, también, un hombre adelantado a su tiempo, porque fue capaz de elevarse por encima de la mentalidad dominante, encarnando el papel de la conciencia crítica en el Portugal del siglo XVIII. Por esta razón, Vieira no puede ser condenado por grupos que quieren borrar nuestra historia», escribió el P. Bruno Nobre, sacerdote jesuita y profesor de Filosofía en la Facultad de Filosofía y Ciencias Sociales (FFCS) de la Universidad Católica Portuguesa, citado por la Agencia Ecclesia.

La colección completa de los famosos Sermones del Padre Vieira, iniciada en 1679, requirió 16 volúmenes. Alrededor de 500 de sus cartas fueron publicadas en tres volúmenes. El sacerdote murió en Bahía el 18 de julio de 1697, a la edad de 89 años y su legado humanista y espiritual es reconocido en todo el mundo católico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *