Portugal SUSPENDE la locura eutanásica.

Dios no dá puntada sin hilo y tiene el poder de sacar vida de la muerte, esto es algo que ningún Cristiano debería dudar jamás. ¿Que queremos decir con esto? Pues que no hay duda de su poder cuando vemos la cantidad de milagros que ha traído consigo una situación tan dura como la vivida con el coronavirus. No vamos a ser tan arrogantes como para pretender explicar por qué Dios permite situaciones como la que estamos viviendo con la Pandemia, pero no por ello vamos a dejar pasar la oportunidad de resaltar los milagros que, en medio de ella, se suscitan. Y al igual que lo hicimos en su momento con el «re-descubrimiento» para muchos de la Iglesia Doméstica en cada casa y cada familia, por culpa de la prohibición de acudir a los templos, hoy queremos resaltar como este tiempo está llevando a muchas sociedades a reflexionar sobre sus ancianos y a dar marcha atrás a la locura eutanásica a la que muchos se habían sumado, como Portugal.

En España, sin embargo, vivimos una situación completamente contraria. Socialistas y Podemitas no solo han hurtado el debate a la sociedad y al Parlamento, sino que están silenciando y rechazando cualquier iniciativa de debate público o solicitud de paralización del proyecto de Ley, como ha iniciado nuestra Asociación junto a más de 100 entidades a nivel nacional mediante la Plataforma Los 7000. Si aún no has firmado esta campaña, puedes hacer llegar tu firma al Congreso de los Diputados pulsando el enlace anterior. Lamentablemente, creemos que nuestro Gobierno seguirá la estrategia que han seguido los Gobiernos anteriores para impulsar otras leyes de la incultura de la muerte (Aborto, Fecundación In Vitro, etc), de ir aplazando la decisión hasta el último pleno extraordinario del mes de Julio en el que aprovechando el descanso estival de los Españoles y las dificultados para organizar una respuesta social por parte de cualquier movimiento, aprobarán la Ley por algún procedimiento de urgencia.

Gracias a la movilización Ciudadana, el Parlamento ha ampliado los plazos para debatir la Ley

(INFOCATÓLICA) En pleno debate por la legalización de la eutanasia se encuentra Portugal. Desde el pasado 20 de febrero cinco propuestas de ley que introducirán esta práctica en el país fueron aprobadas a trámite.

Adelantándose a los hechos, La Federación Pela Vida lanzó una campaña contra la eutanasia y un referéndum, el 7 de febrero anterior. Después de la votación, las propuestas de ley se llevaron a una comisión parlamentaria para abrir el debate artículo por artículo.

La campaña fue un éxito y, según informa la iniciativa pro vida One of Us, superó las 60 mil firmas requeridas para exigir al Parlamento votar un referéndum. Llegaron a las 95 mil firmas.

Según One of Us, el lunes 21 «se lanzó una declaración de 15 de los profesores universitarios de derecho público más importantes de Portugal, en la que se informa que las propuestas de eutanasia son inconstitucionales. El Doctors Bar (órgano que en Portugal tiene poderes para regular la profesión por delegación del gobierno) comunicó al parlamento que de ser aprobada esta ley, se opondrán al derecho constitucional de resistencia y por lo tanto, no se designará ningún médico para las comisiones que decidirán sobre cada caso de eutanasia».

Como respuesta, el parlamento portugués declaró «que no habrá una votación antes de agosto y que el debate (y las audiencias que pretendían evitar) se prolongarán al menos hasta septiembre u octubre», razón por la cual la aprobación queda, por ahora, suspendida.

Portugal continuará en campaña y volverá a las calles

Existe una declaración conjunta enviada en un documento al presidente del parlamento portugués, por algunos académicos de las leyes como mencionábamos. Estos profesores -explica One of Us- son 15 de universidades de Portugal, de 21 que comprenden todos los profesores de derecho público que tienen la cátedra en sus universidades. Es altamente representativo del pensamiento académico sobre el derecho constitucional (uno de los signatarios, es el Dr. Prof. Jorge Miranda, quien es de hecho conocido en Portugal como «el padre de la constitución democrática ya que era la figura dominante, como parlamentario cuando la constitución democrática real fue redactada en 1976) y una contribución importante al debate constitucional y la verificación en la corte respectiva que seguirá a la aprobación de la ley, si la misma pasa al parlamento».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *