Factura Covid: 70.000 personas más en la pobreza

La secretaria nacional de Cáritas, Natalia Peiró, ha informado de que la pandemia del Covid19 en España ha provocado que 70.000 personas más se encuentren en situación de pobreza en España. Peiró ha destacado que no se trata sólo de luchar contra las ‘colas del hambre’, sino de salvar la brecha digital, especialmente para que los más niños más desfavorecidos pudieran estudiar en el confinamiento, planes de empleo, vivienda…

En España 70.000 personas más han caído en situación de pobreza a causa de la pandemia del Covid19.
Familias que no habían necesitado nada han caído en la pobreza

Frente a estos datos, Cáritas ha multiplicado por 3 el dinero destinado a cubrir necesidades básicas, alcanzando los 41 millones de euros en ayudas directas para acción social. Según la ONG, las personas atendidas han crecido un 57% con la pandemia.

Esto se traduce en muchas familias, que nunca habían pasado necesidad, que se han visto abocadas a «las colas del hambre». Desde Cáritas han tratado de ofrecer tarjetas prepago para que ellas mismas pudiera hacer la compra evitando la estigmatización social.

Colas del hambre

También se ha incrementado en 4 millones la partida destinada a educación para que los niños pudieran seguir las clases online durante el confinamiento. “Una de cada tres de nuestras familias vieron cómo sufrían un apagón tecnológico. La mitad de los niños no ha podido acabar el curso pasado con un resultado positivo. Y ahora muchos de ellos siguen en situaciones de semipresencialidad. Es verdad que ha habido donaciones de dispositivos. Pero cuando hablamos de niños y adolescentes, existe una preocupación por cuáles son esas capacidades y uso de esas tecnologías”.

La vivienda ha sido otros de los principales retos que ha encontrado la ONG de la Iglesia. “Hay una oferta de vivienda social prácticamente inexistente, que hace que las familias deben asumir los precios elevados de un mercado sin regulación. Esta crisis no ha hecho más que agravar esta situación. Podemos hablar de una verdadera emergencia habitacional”. Y es que no se trata únicamente de poder acceder a una vivienda, sino de pagar los gastos que ésta genera: 700 mil personas que acompañamos en Cáritas residen en hogares pero no disponen de dinero para pagar suministros de la vivienda.

Salud psicoemocional

Además, la pandemia ha perjudicado gravemente la salud psicoemocional dentro de los hogares, al darse situaciones de familias que deben dejar a los hijos solos por salir a trabajar, o los que han tenido que dejar su empleo para atender a sus familias.

La precariedad e inestabilidad laboral también se está notando en los hogares. Según Peiró, en septiembre 250.000 personas que atendía Cáritas seguían sin recibir ningún ingreso. También lamentó el temor de la gente a perder su puesto de trabajo, con contratos temporales seguidos, con la incertidumbre de si serán renovados, y ha crecido el número de personas que ha tenido que trabajar sin contrato para salir adelante.

En cuanto a la relación con el Gobierno, la secretaria general subrayó que las cosas «se podían haber hecho de otra manera». Peiró lamentó especialmente la falta de escucha por parte del ejecutivo y la nefasta gestión de los recursos y las medidas que se han tomado para combatir la pobreza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *