Eutanasia: Pena de muerte para ancianos y enfermos sin recursos.

Esta semana hemos asistido a una de las mayores degradaciones morales a la que una Democracia puede asistir; La razón fundamental por la que miles de cristianos siguen negando la Democracia como sistema, y visto lo visto, no se equivocan. Tras la ignominia de convertir el asesinato de indefensos en 2007 por el gobierno socialista de zapatero, con la que más de un millón de Españoles han sido asesinados antes de nacer en los últimos 14 años, llega ahora una nueva ley, «democráctica», donde la mayoría «del pueblo» ha decidido que si alguien sufre en nuestro país, debe facilitársele la muerte antes que unos cuidados sanitarios y sociales adecuados.

No seamos ilusos: España tiene los gobernantes que se merece, porque han sido votado por la mayoría que calla ante la sangre de los inocentes y mira para otro lado mientras se aprueba convertir a médicos y enfermeros en verdugos.

¿Sabían que en España mueren cada año más de 50.000 personas sin acceso a los cuidados paliativos que necesitan? ¿Sabían que en España las ayudas a la dependencia no llegan ni a un tercio de las personas que la necesitan? ¿Sabían que en España hay miles de enfermos de cáncer que tienen que recorrer mas de 200 kilómetros para poder ser atendidos por una unidad especializada del dolor? ¿Sabían que en España más del 40% de los ancianos necesitan ayuda domiciliaria permanente y no disponen de familiares ni ayuda más allá de unas horas al día?

Claro que lo sabían. Y aún así han preferido mirar hacía otro lado, obedecer a los poderes fácticos del Nuevo Orden Mundial y esconderse tras las manipuladas encuestas que indican que la mayoría de la población española está a favor de la «muerte digna»… ¿Y quien no? Pero matar a una persona en lugar de ofrecerle los cuidados que solicita es indigno. Abandonar a una persona al suicidio asistido frente a la única opción de sentirse una carga para sus familiares es indigno. Aprobar una Ley de Eutanasia cuando estamos por detrás de países como Moldavia en el Atlas Europeo de Cuidados Paliativos es indigno.

Seguramente era el momento favorable. Un momento en el que la sociedad española es incapaz de reaccionar ante nada (casi 100.000 muertos por la pandemia y 4 millones de parados, pero el «efecto Illa» en Cataluña demuestra que eso no importa), un momento en el que la cultura del egocentrismo y el hedonismo se han impuesto a la sociedad solidaria y familiar que vivíamos hace 50 años, con la gente más preocupada por si podrá ir a la playa o no en Semana Santa, que del futuro inmediato de nuestro país. No se equivocaba Alfonso Guerra cuando decía que los socialistas conseguirían que a España no la reconociera ni la madre que la parió.

Eso si, no lo olviden: Aquellos jóvenes que se alegraban triunfantes en los 90 del reconocimiento del «derecho a la Eutanasia» en países como Bélgica y Holanda son los ancianos que hoy temen ingresar en los hospitales de sus países y huyen a Alemania o Francia ante un simple resfriado, porque no confían en su sanidad, porque no confían en que alguien decida que han dejado de ser útiles a la sociedad y que sus vidas ya no merecen la pena ser vividas. No, no es «justicia divina», porque la justicia de Dios es Misericordia, es justicia humana, la peor de las justicias en las que podemos caer. Dios no da piedras a quien pide comida, ni serpientes a quien pide peces, como hacen nuestros Gobernantes (Mt 7, 9-11)

Daniel Fernández

4 comentarios en «Eutanasia: Pena de muerte para ancianos y enfermos sin recursos.»

  1. Estoy contra la eutanasia.
    Pero no creo que deba meterse el tema «cristianismo». Los hay a favor y en contra. crisitanos hay en todas partes. Dices que los cristianos por esto reniegan de la democracia. Esto me parece un profundo error. Creo que fácilmente podemos darnos cuenta de que ESTA democracia es poco democrática.

    1. Buenos días Eugenio. Quizás nos hemos expresado mal o quizás no lo haya entendido bien. No dice el post que por esto «los cristianos reniegan de la Democracia» y en cuanto a si el cristianismo debe «meterse» en esto o no, pues solo podemos decirle que la misión del cristiano es ser testigo de la verdad y del amor de Dios, por eso debemos estar «metidos en todo» o, al menos, así lo vemos nosotros. Muchas gracias por su comentario.

  2. Claro que reciben los cuidados paliativos necesarios, lo que no se hará es prolongar el sufrimiento, del que así lo quiera . Nadie va a matar a nadie .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *