Nueva Ley de Memoria Históricas: Multas y benedictinos fuera del Valle del los Caídos

El ambicioso y maniqueo proyecto de Memoria Histórica del Gobierno socialcomunista español ve hoy la luz. Tras demorarse una semana su aprobación en el Consejo de Ministros por la salida de este de Carmen Calvo -su principal artífice y promotora- Pedro Sánchez ya tiene lista su ley para tratar de cambiar la historia y multar con hasta 150.000 euros a quien pudiera decir lo contrario. Por supuesto, la salida de los benedictinos del Valle de los Caídos es otra de las prioridades.

Como no podía esperarse menos, uno de los principales objetivos es la «resignificación del Valle de los Caídos». Se quiere convertir en un centro de Memoria, y no descarta la destrucción de la cruz. Entre los cambios, se contempla la salida de los benedictinos, como adelantó la ex vicepresidenta Carmen Calvo. La presencia de los monjes era “incompatible” con la resignificación que se tiene previsto impulsar.

Además, se extinguiría la actual Fundación de la Santa Cruz, que da a los benedictinos la custodia del monumento, y “mediante real decreto se establecerá el nuevo marco jurídico aplicable al Valle de los Caídos que determine la organización, funcionamiento y régimen patrimonial”.

Reescribir la historia

Por supuesto, con la querencia socialcomunista por reescribir la historia y modelar las conciencias de los niños, se incorporará a los contenidos curriculares el conocimiento de la historia y la memoria democráticas, así como la obligación a la administración General del Estado de promover su conocimiento mediante programas divulgativos .

Una de las principales novedades es la posibilidad de imponer multas de entre 600 y 150.000 euros. En ellas se encuadran aquellas que supongan profanar y trasladar restos de víctimas de la Guerra Civil sin autorización, destruir fosas comunes, lugares de memoria y homenaje y los “actos de exaltación” del franquismo que conlleven un grave menosprecio a las víctimas.

Ley Sesgada

Para «poner a las víctimas en el centro», se designan dos días oficiales de conmemoración para ellas: el 31 de octubre para todas las víctimas, y el 8 de mayo para las del exilio. Se quiere dar reconocimiento a los movimientos que han defendido la memória histórica y destacar la labor de la mujer en esta lucha.

Se contempla la creación de un banco de ADN y una Fiscalía específica en el Tribunal Supremo encargada de la búsqueda de desaparecidos. El Gobierno pretende que sea el Estado el que asuma el liderazgo y la iniciativa en las tareas de exhumación de fosas.

Por supuesto, todo en el mismo sentido. Mientras que se busca la ilegalización dela Fundación Franco, las fundaciones vinculadas a los comunistas, no tendrán mayor problema.

4 comentarios en «Nueva Ley de Memoria Históricas: Multas y benedictinos fuera del Valle del los Caídos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *