El porno, escuela de violencia sexual contra la mujer.

Llevamos 2 años trabajando sobre los tremendos efectos que la pornografía esta causando en nuestra sociedad. En nuestro proyecto PORNIFICADOS, el informe sobre la incidencia del consumo de pornografía entre los menores y el incremento de los delitos de violencia sexual entre los menores de 18 años, no deja lugar a dudas.

Portales como DALE UNA VIELTA o GEOVILENCIASEXUAL advierten, cada día, que la pornografía es una escuela de violencia sexual contra las mujeres.

El 88% de las películas porno contienen violencia física contra la mujer. Mujeres siendo penetradas por varios agujeros, por más de uno y de dos penes, introduciéndoles cualquier tipo de objeto, siendo golpeadas, atadas, agredidas. O uno de los vídeos más demandados, las felaciones mientras la actriz llora y se atraganta hasta incluso vomitar. Después, estas prácticas, estas “enseñanzas”, se ponen en práctica en las relaciones personales y los hombres repiten lo que ven en la pornografía en la prostitución. Como señala la catedrática feminista Rosa Cobo: el porno es la teoría; la prostitución, la práctica.

La ex actriz porno Mia Khalifa, libanesa de 26 años, trabajó un año en la industria, a la cual accedió debido a su baja autoestima, según declara en una entrevista para la BBC. Este año, Khalifa ha denunciado públicamente que fue manipulada para entrar en la pornografía y que no tenía las herramientas para identificar esa coacción. La joven asegura que, a pesar de que no se le obligó en ningún momento a mantener relaciones sexuales, se sentía intimidad y asustada, así que no puso objeciones a lo que le pedían.

El vídeo porno más visto de la web -con 225 millones de visitas- recrea una violación a una joven por cuatro hombres que la secuestran y la fuerzan mientras ella grita y llora1. De hecho, el vicepresidente de una de las tres páginas de porno más visitadas en el mundo aseguraba que el número de búsquedas en España de la violación de La Manada era “preocupante”

Ante esto, solo cabe una pregunta: ¿Cómo es que en el día de la violencia contra la mujer, nadie habla de esto a nivel político? La respuesta es simple: El porno es una industria que genera 4 millones de euros al minuto. Una industria creada para manipular a quienes acceden a ella y engancharlos, como ya han demostrado decenas de psiquiatras con los efectos que el consumo de pornografía genera en nuestro cerebro.

Un comentario en «El porno, escuela de violencia sexual contra la mujer.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *