Manifiesto sobre ideología de género

Ante el debate social creado en torno a la IDEOLOGÍA DE GÉNERO, desde Cristianos en Democracia nos gustaría realizar una serie de aclaraciones a nuestros planteamientos, evitando así acusaciones falsas que se vierten a diario sobre los Cristianos, que sirvan de base al presente MANIFIESTO.

HOMOFOBIA: Cristianos en Democracia no piensa o define a un homosexual, bisexual o transexual como “malas personas”, “problemas”… distinguimos, en primer lugar, la conducta de la persona y, en segundo lugar, el pecado del juicio. En referencia a la      persona, la tendencia sexual no define la dignidad de ninguna persona, por tanto, homosexuales y heterosexuales tienen idéntica dignidad original, como hijos de Dios que somos todos. En referencia a las conductas, no diferenciamos como más o menos graves las conductas que pueda llevar a cabo, fuera del matrimonio, un homosexual de un heterosexual.

 

MACHISMO: Cristianos en Democracia no piensa o define a la mujer como “inferior” al hombre. Al igual que en el párrafo anterior, hombre y mujer, mujer y hombre, tienen idéntica dignidad y, bajo ese punto de vista, ambas criaturas son iguales ante Dios. Pero no por ser iguales en dignidad, son iguales en sentimientos, complexión, genética y capacidades. Cada cual ha sido dotado por Dios de unas capacidades propias, no siendo ninguna de ellas más relevantes que otras (de hecho, si hubiera una capacidad “superior” o distinguible por mérito propio de las cualidades humanas, esa sería, sin duda, la maternidad y la capacidad de albergar la vida en el seno que Dios confirió especialmente a la mujer).

MATRIMONIO Y FAMILIA: Solo existe un matrimonio, aquel que se produce entre un hombre y una mujer, como etimológicamente reconoce la propia palabra, pues son los únicos que tienen, en su unión, la capacidad de procrear y crear una familia de forma natural y por sus propios medios, sin intervención ni medios externos. Ello no quita para que reconozcamos y valoremos el hecho de que parejas del mismo sexo puedan unirse civilmente y disfrutar de los derechos patrimoniales y personales regulados para las uniones civiles, pero no bajo la denominación de matrimonio.

IDEOLOGÍA DE GÉNERO: Estamos a favor de la educación, desde los primeros años de vida de cualquier ciudadano, en la importancia del valor de la IGUALDAD EN DIGNIDAD DE CUALQUIER PERSONA, sea cual sea su sexo, raza, religión, o incluso su tendencia sexual, cosa que ya de por sí recoge nuestra Constitución desde hace mas de 40 años en su artículo 14

“Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Si bien es cierto que compartimos la idea de que el valor y el papel de la mujer no ha sido valorado suficientemente en nuestra sociedad y que convienen aún en estos tiempos sensibilizar a la población de la importancia de la IGUALDAD DE DERECHOS Y DIGNIDAD entre hombre y mujer, estamos completamente en contra de que, bajo ese justo pretexto, se inoculen a las generaciones venideras ideas basadas mas en un feminismo radical de base marxista, presentando las relaciones sociales con la necesidad de mantener una lucha entre el hombre y la mujer. Igualmente nos parece justo educar a los niños en el respeto a cualquier tendencia sexual y a la diversidad afectivo-sexual, pero no en que aprovechando este,  insistimos, justo pretexto, se inoculen en nuestros hijos conceptos y teorías, sin base científica alguna, que van en contra de toda evidencia natural y biológica y que es a lo que se ha dado en denominar como “ideología de género” donde se sustituye al sexo biológico por una “construcción” artificial contracultural de lo que se ha venido a implantar como “género” en lugar del “sexo biológico”.

Hechas estas apreciaciones, consideramos imprescindible que los Cristianos tomemos parte activa ante la invasión de nuestros derechos como padres a educar a nuestros hijos según nuestra Religión y convicciones morales, sobre todo en lo que respecta a la educación sexual de nuestros hijos, al amparo de la Constitución Española que en su Árticulo 27.3 establece que:

“Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.

Así pues, desde la Asociación Cristianos en Democracia, creemos que ha llegado el momento de actuar frente a las invasiones, cada vez más flagrantes, de las administraciones públicas Nacionales, Regionales y Municipales, Educativas y Sociales, de nuestros derechos, para lo cual entendemos que:

  • Al igual que nosotros, otras religiones, el Estado y cualesquiera organizaciones y colectivos tienen derecho a difundir lo que consideren sus valores, siempre y cuando no contradigan la legislación vigente. No obstante, deberán realizarlo de manera libre y voluntariamente aceptada por aquellos que deseen recibirlo. Es decir, no nos oponemos a que se hagan actividades y talleres divulgativos sobre la homosexualidad, la transexualidad, etc. Siempre que los mismos se hagan fuera de los horarios lectivos y como actividades a las que los padres, siendo previamente informados de los contenidos, lleven de forma libre y voluntaria a sus hijos.
  • Nos opondremos y requeriremos a todos los centros escolares que permiten la intromisión de este tipo de charlas, talleres y/o materiales educativos que consideramos adoctrinan en una ideología concreta que, sin entrar a valorar, simplemente no deseamos para nuestros hijos, a que cesen en ese tipo de actuaciones de forma inmediata. Creemos que ellos serán capaces de, una vez que alcancen la madurez afectiva, determinar con suficiente capacidad sus orientaciones y tendencias sexuales, sin que ningún institución pública deba adoctrinarlos o incentivarlos para que “experimenten” todo tipo de tendencias a unas edades a las que, simplemente, consideramos que no disponen de una madurez afectiva suficiente como para ni tan siquiera entender.
  • No tenemos ningún reparo en considerar esas actuaciones como ABUSO DE MENORES desde el momento en que nadie se atreva a inducir a un menor de edad a experimentar sexualmente con tendencias heterosexuales, homosexuales, onanistas, ni de ningún otro tipo. Compete única y exclusivamente a los padres la orientación y apoyo de la conducta moral y sexual de sus hijos, siempre que la misma no transgreda, como es el caso, ninguna legislación en vigor
  • No queremos acabar este manifiesto sin recomendar vivamente a las instituciones que dediquen sus esfuerzos, personal y presupuestos para implantar la ideología de género a la LUCHA CONTRA LA PORNOGRAFÍA. El fácil acceso de los menores a contenidos pornográficos está generando una distorsión de las relaciones afectivo – sexuales en nuestros jóvenes que, más allá de los posibles efectos perniciosos en cada cual, si que suponen, ante todo, un grave riesgo para la dignidad de la mujer y la violencia machista. Asumiendo que, a día de hoy, la mayoría de la pornografía sigue basándose en el uso y cosificación de la mujer como un mero objeto sexual, las autoridades deberían tomar de manera urgente medidas para evitar, como cada vez vemos con más frecuencia, que menores y mayores de edad pretendan llevar a cabo las barbaridades a las que tienen acceso mediante la pornografía, sin el consentimiento de las que, a la postre, se acaban convirtiendo en sus víctimas. Las “manadas”, los acosos escolares, sexuales, sexting, ciber-acoso sexual, y, en general, todo tipo de violencia contra niñas y mujeres, tienen en su base el excesivo consumo de pornografía a edades en las que, como en el caso anterior, los menores no tienen capacidad ni madurez suficiente para asimilar y pueden llegar a producir auténticas aberraciones, como desgraciadamente vemos que, con cada vez mayor frecuencia, se asoman a nuestros telediarios y noticias, sabiendo además que muchos casos son silenciados por intereses políticos.

 

Puedes hacernos llegar tus propuestas para ampliar y mejorar este manifiesto a info@cristianosendemocracia.com

 

 

Apoya este manifiesto

Si estás de acuerdo y quieres apoyar este manfiesto sobre la ideología de género, rellena el siguiente formulario con tus datos: