Tenemos lo que nos merecemos…Una reflexión sobre el resultado electoral.

¿Porqué no votar lo que a cada uno le venga en gana, sin tener en cuenta los principios morales que deberían fundamentar nuestra vida? Claro que es posible, pero, entonces, al menos, no nos llamemos «católicos»… Los resultados del 10 de Noviembre han vuelto a poner de manifiesto una realidad que muchos se niegan a aceptar. España no es católica, y cada vez es menos cristiana.

!GRACIAS CARDENAL SARAH¡ ¿Y tú, a que esperas para «movilizarte»? Asociate, es hora de los Cristianos en la vida civil.

el Cardenal Sarah animó a todos los católicos a unirse y a asociarse para ejercer nuestros derechos a la defensa de la libertad educativa de nuestros hijos, haciendo especial hincapié en que no podemos luchar solos contra la ola de ateísmo y laicismo radical que, en Europa, quieren inocular, entre otras cosas, a nuestros hijos.

Guía (real y coherente) de voto cristiano para el 10 – N.

Pedimos a los electores que en las próximas Elecciones Generales del 10 de Noviembre den su apoyo a los partidos que apuesten por los POR LOS PRINCIPIOS NO NEGOCIABLES con el objetivo inmediato de conseguir que dichos valores empiecen a estar bien representados en las instituciones parlamentarias o que, en caso contrario si no se ven representados en ninguna opción política, opten por el voto nulo pero que, bajo ningún pretexto, renuncien a su derecho y deber ciudadano de acudir a votar.

¿Y SI EMPEZAMOS POR EL PRINCIPIO? LA PUESTA EN VALOR DEL MATRIMONIO (donde nacen los hijos que nos faltan)

Ya es hora de devolver a LA FAMILIA Y AL MATRIMONIO (entre hombre y mujer, el único capaz de generar vida y riqueza social por si mismo, sin medios “externos”) al lugar que le corresponde y ya es hora de quitarnos los complejos para defender conceptos como DIGNIDAD, FIDELIDAD, CASTIDAD y tantos otros que han estado siempre ligados a épocas de prosperidad y bien en nuestras sociedades.

Elecciones 10-N ¿LA HORA DE LOS CRISTIANOS?

Nos han convencido de que religión y política no deben ir de la mano, nos han convencido del sincretismo irenista, donde todas las religiones son igualmente buenas y convergen por el bien pacífico de la humanidad. Nos han convencido de que los cristianos no debemos dedicarnos a la cosa pública. Hay, incluso, quien considera que puede haber cristianos de izquierdas y cristianos de derechas, como si fuese posible escoger.

INMEDIATISMO

Nos movemos entre lo inmediato (la economía y la política) y lo eterno (la filosofía y la teología) y el término medio, que sería como el menisco de la rodilla que articula el fémur con la tibia y el peroné, queda abandonado. Y sin menisco, la fricción de ambas partes es mayor, con mayor desgaste.

The «GAMING» agenda.

Se trata de usar todo esto hasta hacer caer «el sistema». Para ellos es un juego, un experimento social. Da igual a lo que nos lleve con tal de destruir lo que somos, porque es lo que detestan. La agenda GAMING es un paquete cerrado y coherente y el que no lo acepte será juzgado y condenado por la nueva inquisición como homófobo, machista, fascista, racista, genocida, antiecologista y lo que caiga; y se pedirá que no puedan opinar y mucho menos dedicarse a la educación. Puede que ni siquiera la de sus propios hijos. GAMING no es ningún juego.

El vodevil de España: Suicidio demográfico, sin ayudas a las familias, 94.000 Abortos, 3.600 Suicidios, pero… ¡Carrozas para todos!

Súbanse a una carroza, no miren a los barrios periféricos para que la pobreza y la marginalidad no les enturbie la fiesta (ni le despierte la conciencia), bailen, junto a su perro, con una charanga o un pasacalles mientras suena alguna melodía de Alaska o Leticia Sabater para celebrar, con orgullo, que pueden hacer lo que quieran con su cuerpo, incluso matar a la criatura que va dentro y, por supuesto, no lo olvide, lo más importante: No hay fiesta del Orgullo Gay si no se mofan de los cristianos, así que no olviden colocar en su carroza una buena imagen blasfema o algún personaje disfrazado de alguien importante para millones de creyentes, pues en estos días, la tolerancia y el respeto, si usted pertenece al lobby, no tienen ninguna validez.