El Partido Feminista también exige la dimisión de Iglesias y de cuatro ministros por la crisis del coronavirus.

Mención especial tiene también en este comunicado la “vergonzosa” destitución del responsable policial de prevención de riesgos laborales, José Antonio Nieto, que ya alertó de la situación el pasado mes de enero, recomendó evitar “aglomeraciones” e instó al Gobierno a proveer de material e protección a los agentes. Tachan de “desastrosas” las últimas decisiones en materia económica e instan a la creación de un “gabinete de crisis”

¿Tiene sentido el sufrimiento? El misterio del dolor.

Todo esto se ve agravado por un ambiente cultural que no ve en el sufrimiento ningún significado o valor, es más, lo considera el mal por excelencia, que debe eliminar a toda costa. Esto acontece especialmente cuando no se tiene una visión religiosa que ayude a comprender positivamente el misterio del dolor.

¿Centros abortivos entre los «servicios esenciales»? Cosas de la esquizofrenia social en la que vivimos.

Esperamos y deseamos que, de ahora en adelante, la sociedad Española vuelva a poner el respeto a la vida, a cada vida, a toda vida, por encima de cualquier otra consideración moral, social o económica y que tan pronto regrese la normalidad a nuestras vidas seamos capaces de salir a la calle a exigir el fin de la eugenesia que todos estos pseudo-derechos inventados han impuesto en nuestras sociedades.

El sacrificio de las Monjas de Cottolengo, que no abandonaron a los enfermos mentales a su suerte.

A pesar de las habladurias y los rumores,la realidad era bien distinta “El miércoles estuvo desinfectado la UME, ese día murió una religiosa: la hermana Esperanza con más de 90 años y la funeraria fue avisada al mismo momento. Ayer la enterramos la madre general y yo en San Sebastián de los Reyes a las 17.00, cuando estaba la policía inspeccionando en nuestra casa. Y la hermana Gabriela había fallecido a las 14.00, que yo estaba allí y recé el responso, mientras se notificaba cinco minutos más tarde a la funeraria y es en ese momento cuando la policía estaba allí”.

SOS Conventos: Olvidadas, sin ayuda ni comida, llevan 20 días volcadas con la sociedad.

En estos conventos han dejado su trabajo diario y se han puesto al servicio de las autoridades para realizar mascarillas, batas u otro material necesario y que escasea de manera preocupante en los hospitales. Sin embargo, en la otra cara de la moneda de esta entrega total por parte de estas religiosas está la necesidad cada vez más acuciante incluso para poder comer.

La Iglesia Católica se vuelca con los sanitarios y afectados por el coronavirus.

Parece que, con el coronavirus, la sociedad se está volviendo de nuevo a Dios y, desde luego, sabemos que los medios de comunicación harán todo lo posible por «minimizar» este impacto, por eso es importante que no dejemos de difundir todas las grandes iniciativas que, a la luz de la Fé, surgen cada día para apoyar a los que más están sufriendo las consecuencias de esta terrible crisis.

Masonería, control demográfico y coronavirus.

La crisis del coronavirus respaldará las tesis de la necesidad de reforzar las herramientas globales de gestión y control, basándose seguramente en la importancia de tomar acciones conjuntas ante casos como el de la pandemia del coronavirus. Un paso más hacia un Nuevo Orden Mundial donde los Gobiernos Nacionales seguramente puedan justificar ante sus ciudadanos con mucha más credibilidad la necesidad de «obedecer» a este tipo de organismos y sus imposiciones sociales, así como la cesión a los mismos de la información y el control sobre sus ciudadanos.