Comisario Villarejo: La conspiración contra la corona española.

El comisario Villarejo denuncia las presiones recibidas por la fiscalía para que ofreciera información inculpatoria sobre el Rey emérito que pudiera dañar la monarquía española. En su declaración concluye “Esta secta de illuminatis sólo busca destruir la Corona a cualquier precio”. (EsRadio La mañana )

Tal y como interpreta el periodista Federico Jiménez Los Santos, el comisario Villarejo se refiere a la conspiración de la Masonería hacia la monarquía en España. (EsRadio La mañana)
A este respecto cabe decir que de resultar ser ciertas las palabras del comisario Villarejo, no es aceptable que una sociedad privada y secreta trate de socavar una institución pública como la monarquía, que en España es el resultado del mayor consenso que han alcanzado los ciudadanos de este país desde la invasión francesa de Napoleón, dos siglos atrás. Una sociedad que opera en diversas instituciones públicas no puede ser secreta, ya que de otro modo no puede sino vulnerar el principio de separación de poderes, propio de las democracias y consustancial al cristianismo. La posibilidad de que miembros masones con participación en diversas instituciones públicas como la cámara legislativa o judicial se reúnan en la logia, y reproduzcan en sus despachos los acuerdos alcanzados en la logia, resulta inaceptable por ser un elemento profundamente antidemocrático, ya que es política que se hace de espaldas al pueblo.

La masonería al servicio de los intereses de las potencias extranjeras.


Además, todo ello se ve agravado si existen miembros extranjeros, principalmente de Francia e Inglaterra, (como reconoce El País en una exclusiva de 2011 sobre el censo de la masonería en España), que pueden facilitar la influencia de logias extranjeras sobre los miembros de la logia española, con influencia a su vez en las instituciones públicas. De hecho, esa ha sido una denuncia muy frecuente durante el siglo XIX y el XX en España: la masonería francesa e inglesa han colaborado de un modo determinante a gestar la independencia de las colonias españolas y en que éstas no puedan constituir un macro estado como el que sí pudo crear Brasil a partir del resto de colonias portuguesas o EE.UU. con las trece colonias británicas. Ello beneficiaba indudablemente los intereses de Francia, Inglaterra y EE.UU. las mecas de la masonería mundial. Todo ello es muy coherente con que la masonería en España tenga presencia exactamente desde que se derrumbó el imperio español, y desde que se iniciaron el interminable número de guerras civiles durante siglo XIX en España.
Por otra parte, la conspiración de la masonería hacia la Monarquía no es nueva en España. La masonería contribuyó de un modo determinante al desarrollo al derrocamiento del Rey Alfonso XIII, y sus principios se vieron claramente inspirados en la constitución de la subsecuente segunda república, que por ejemplo tenía un perfil claramente hostil a la religión católica. De hecho, el primer gobierno de la segunda república fue un gobierno claramente masón ya que algo menos de la mitad de los diputados españoles fueron masones incluyendo al presidente, ministros y el presidente de la cámara legislativa.


¿Cuál es la visión de la iglesia respecto a la Masonería?


En 1870 la principal obediencia masónica en España, el gran Oriente español, (muy influido por la masonería francesa), se definía a sí misma como “una reunión de hombre libres y honrados que, siendo verdaderos apóstoles de la verdad, la ciencia y de la virtud, marchan siempre a la vanguardia del progreso; instruyen sin cesar con la enseñanza y con la práctica lo que es bueno y lo que es bello, y procuran hacer de la humanidad una sola familia de hermanos, unida por el trabajo, el amor y por el pensamiento.” En definitiva, a diferencia del cristianismo, se autoproclaman “buenos”, (sin explicar cual es el criterio), y están muy dispuestos a “iluminar” al resto de ciudadanos ignorantes en lo que es bueno, bello y el progreso. Está claro que desde la masonería se tiene muy claro cómo mejorar España, y parece que la receta es la misma que tuvieron para la república de 1931 a 1936, todo un progreso.
Además de ello, consideran que la fuerza que mueve el mundo es la naturaleza en lugar de Dios, consideran que todas las religiones son similares, y que solamente se puede aprender de las cosas incluidas las religiosas con el razonamiento, y en ningún caso porque Dios lo haya revelado. Por estas razones y por otra adicionales, el papa León XIII prohibió a todo católico la pertenencia a la masonería en 1884.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *