¿Talibanes en España?

La posible demolición de la Cruz y basílica del valle de los caídos representa una violencia para los cristianos, puesto que con ello se pretende destruir un espacio consagrado para el culto cristiano, y además, una actitud irreflexiva y perjudicial para el patrimonio cultural de Madrid y España.

El recinto Valle de los caídos es y debe ser un espacio dedicado al culto cristiano, e independiente de la polémica relacionada con la guerra civil española de 1936. Por lo tanto, transformar su uso hacia un espacio turístico como un memorial, además de una ofensa a los cristianos, más parece una técnica de marketing de corto plazo. Además, la destrucción de monumento que representa la cruz supone una perdida de patrimonio cultural y una notable alteración del paisaje cultural que la propia Convención Europea del Paisaje instó a preservar y proteger en Florencia en 2001.

Existen acciones similares a las que se plantean en esta noticia próximas en el tiempo, como la que realizó el gobierno de Afganistán, (dirigido por los Talibanes), en 2001, cuando decidieron destruir un Buda de 53 m esculpido en piedra, porque representaba valores contrarios a los del gobierno Talibán. Pero de verdad la política de España debe inspirarse en el gobierno de Afganistán?.

Por último, sí existen monumentos vinculados a guerras e invasiones, que por razón de su valor patrimonial e histórico nadie se plantea destruir. Entre ellos cabe destacar el arco de Triunfo de Paris erigido por Napoleón que celebrar la conquista y consecuente destrucción de nuestras ciudades españolas. O el arco de Tito que recuerda la destrucción del templo de Jerusalén, y la dispersión de Israel por el mundo.

 

Javier López Otero

Vicepresidente

Cristianos en Democracia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *