¿Debe haber símbolos del club masón en escudos y banderas públicas?

La presencia de los símbolos masónicos en los elementos de representación nacional como banderas o escudos nacionales, regionales o incluso ciudades, es bastante frecuente en no pocos países que sin embargo son de mayoría claramente católica.

La presencia del triángulo equilátero el ojo de la providencia son dos símbolos muy asociados a la masonería

En algunos casos como por ejemplo la presencia del triángulo equilátero o el ojo de la providencia en símbolos se ha disuadido de su representación masónica argumentando que también se encuentran en algunas iglesias católicas.

En cualquier caso, contra ello cabe argumentar que la presencia de estos símbolos en las logias masónicas es muy frecuente, mientras que su presencia en iglesias es mucho menos frecuente, por lo que lo más probable es que estos símbolos estén dispuestos en orden a los ideales masónicos que a los cristianos.


La presencia de tales elementos en los símbolos públicos resulta injusto ya que los símbolos públicos deberían representar la historia colectiva del país o ciudad, en lugar de la simbología de un club privado como es la masonería. Este argumento si se ha entendido en Europa, (con algunas excepciones), ya que a pesar de ser la cuna de la masonería sus símbolos han ocupado un lugar más discreto y de hecho no tienen prácticamente ninguna presencia en los símbolos públicos. Por el contrario, los escudos de armas y banderas incorporan una simbología religiosa lo cual se justifica por la dilatada historia del cristianismo y su papel en la constitución de esas naciones.


Adicionalmente cabe decir que desde la perspectiva cristiana no es razonable que los símbolos masónicos estén presentes en los símbolos patrióticos ya que, la masonería es una organización declaradamente enemiga del cristianismo, y de hecho, obtuvo la excomunión de catolicismo por orden del papa León XIII en 1884, la cual sigue absolutamente vigente como han manifestado Benedicto XVI y Francisco I cuando fueron cuestionados a cerca de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *