La Cruz de Cáceres, siguiente objetivo del Gobierno revanchista neocomunista.

La enfermiza obsesión revanchista de la izquierda española tiene una obsesión: La Cruz. La odian hasta tal punto que han preparado leyes para ir eliminando, una a una, todas las que puedan de los espacios públicos. No hay duda que esta obsesión enfermiza les viene de lejos y que la conexión con el odio visceral de la masoneria hacia la cruz es más que evidente.

¿Puede alguien explicar si no a santo de que viene que un Senador de Compromis pregunte en el Senado por una Cruz que se encuentra en al Ciudad de Cáceres como vemos en esta noticia de HOY de Extremadura? ¿Acaso no tienen sus señorías nada mejor que hacer por la Sanidad, la Educación o el empleo de nuestro país como para estar pendiente de retirar símbolos religiosos del espacio público?

Aunque date de 1938, la cruz fué acogida por el periodo constitucional hasta el punto que, tras un emotivo acto, desde hace algo menos de 38 años luce en su base un recordatorio de los caídos por España, con el Escudo Constitucional de España.

Entonces, ¿Cual es el problema? Está muy claro. Quieren eliminar todo signo cristiano de la vida pública. Quieren terminar de hacer desaparecer a Dios de la sociedad porque saben bien que, hasta que no consigan eso, no podrán manipular a la sociedad a su antojo como estamos viviendo en estos momentos con la crisis del coronavirus, donde frente a unas autoridades que demuestras una mayor ineptitud e incapacidad de tomar decisiones a cada día que pasa, nos encontramos a una sociedad que pasa más tiempo compartiendo memes y bromas sobre la pandemia, que exigiendo responsabilidades a sus gobernantes.

Si, como dice el propio alcalde de Cáceres, la cruz no genera problemas ni enfrentamientos entre los vecinos de la ciudad, ¿a que tanta prisa y obsesión por eliminarla? ¿De veras hay que eliminar todo vestigio franquista de España? Pues empiecen entonces por cerrar y volar todos los pantanos gracias a los cuales llega el agua a la mayoría de las casas de España. O quizás sea solo una «prueba» para ver como reacciona la sociedad conforme van incrementando el objetivo de la eliminación de cruces de diversas ciudades tras eliminar las de algunos pueblos, antes de apuntar a la mayor cruz de España, la del Valle de los Caidos.

Un comentario en «La Cruz de Cáceres, siguiente objetivo del Gobierno revanchista neocomunista.»

  1. Nací a 50 metros de donde está ubicada-hace 81 años-y es un símbolo de Cáceres del que, todos, estamos orgullosos.
    A que viene que, algún iluminado politicucho de izquierdas, sin saber cómo ni porqué, se haya fijado en nuestro símbolo católico y le de por incordiar, sin saber ni lo que dice. ¡Ojo con las amenazas!, se pueden enconar y mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *