La furia contra Cristobal Colón, otra prueba de la incultura de la sociedad yankee manipulada por la masoneria.

Efectivamente, así es el mundo en el que vivimos. Los descendientes de los colonos que aniquilaron a las poblaciones indígenas de América del Norte. Esos que luego se lanzaron a África a capturar exclavos y diezmar su población cuando se quedaron sin mano de obra barata en su propio territorio. Son los mismos que hasta hace 50 años impedían a los negros (porque, guste mas o guste menos, no hay que asustarse por llamar negro a quien tiene la piel de tal color, ya que es una raza, no un insulto) compartir asientos con los blancos y votar.

Los yankees siguen siendo el mismo pueblo inculto e insensible que se lanzó a cazar negros a África para hacerse ricos con su comercio, uno de los grandes logros de la masonería cuando cruzó el océano.

Esos mismos y algunos de sus descendientes siguen pretendiendo dar lecciones de humanismo y humanidad, sin saber que son víctimas de su propio relativismo moral que, afortunadamente para la justicia histórica, los ponen de nuevo una y otra vez ante los frutos de su degenerada sociedad, esa que cada año cuenta varias matanzas en institutos realizadas por chavales menores de edad.

Y para tapar sus vergüenzas, ahora la toman contra las estatuas de Cristobal Colon… con ello no demuestran mas que, de nuevo, un nivel de desconocimiento histórico propio del cultura yankee, una cultura falsa, basada en presupuestos falseados sin valores ni historia propia, sino inventada e impuesta a lo largo de las últimas décadas por la Masonería en un hábil intento de criminalizar cualquier vestigio de imperio Español, que, saben muy bien, son vestigios de la cultura católica y todo lo que representa.

Afortunadamente no fuimos nosotros, los Españoles, los que aniquilamos a las poblaciones autóctonas del continente americano. No solo eso, sino que mientras que a ellos únicamente les preocupaba la conquista de las tierras y sacar el máximo beneficio a las mismas, a base del uso intensivo de esclavos, España no paró de fundar instituciones educativas y Universidades allí donde reinó. Busquen cuantas universidades perviven con más de 300 años en el continente americano y vean quien las fundó: No, no encontrarán a ningún traidor a su patria inglés fundando universidades o preocupado por el bien común de los territorios conquistados. Más bien lo único que encontrarán serán sus mentiras y sus semillas de odio contra lo católico, sus planes para independizarse de sus orígenes para amasar más y más poder, pues fue ese protestantismo el encargado de marcar una lucha, en un momento en el que la separación Iglesia-Estado era nula en ambos «bandos» y donde la masonería supo aprovechar hábilmente el conflicto religioso para utilizar hábilmente a la Iglesia protestante contra la Católica, sabedores de la debilidad de una Iglesia donde la unidad no es un valor fundamental.

Estados Unidos es la Libertad lo que Podemos a la Democracía, antónimos hábilmente disfrazados que a base de repetir continuamente las mismas mentiras, acaban siendo ensalzados por el inculto pueblo al que, como hace 2000 años, tan solo le sigue preocupando el pan y circo. Una pena que la sociedad negra americana no se dé cuenta de como está siendo utilizada para imponer un régimen mucho mas totalitario que el que encadenaba a sus abuelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *