VOTA CRISTIANO, SIN COMPLEJOS (NI ENGAÑOS)

VOTA CRISTIANO, SIN COMPLEJOS (NI ENGAÑOS)

Son muchas las tentaciones que nos acechan, aunque la mas mezquina que se escucha reiteradamente últimamente entre los «cristianos» es la de «no dividir el voto»… ¿Cómo podemos ser tan cínicos con nosotros mismos? ¿Acaso existe «unión» del voto cristiano en torno a una opción cristiana? ¿O los que propagan esta idea prefieren que los Cristianos nos unamos en torno a una opción que no es cristiana? Mas nos vale estar unidos en un pequeño partido fiel a la Doctrina de la Iglesia, que, insistimos, los hay, o incluso unirnos en el voto nulo, antes que «secularizar» nuestro voto y unirnos en opciones no cristianas.

VOTA BIEN COMÚN.

VOTA BIEN COMÚN.

No seamos hipócritas y nos rasguemos las vestiduras por el nivel de nuestros políticos, pues no son más que el reflejo de la sociedad que los ha elegido. Vivimos en la DICTADURA DEL RELATIVISMO con un objetivo común: aislar a las personas, destruir las familias naturales y construir así sociedades débiles, sin lazos o nexos de unión sostenibles, fácilmente manipulables.