La persecución de Cristianos en China arrecia.

La persecución de Cristianos es una realidad que está aumentando en China. Según Bitter Winter, cristianos son conducidos forzosamente a hospitales psiquiátricos donde los pacientes son obligados a tomar una medicación que les deja terribles secuelas.

Torturas a los cristianos en China

En algunos casos son introducidos en el psiquiatrico por predicar el evangelio, en otros casos son internados sencillamente por admitir abiertamente su fe. En caso de negarse a tomar la medicación son forzados siendo atados de pies y manos, o golpeados. Los testimonios sobre los efectos de la medicación son espantosos, varios sujetos confiesan que no eran capaces de distinguir el día de la noche, que no podían parar de temblar o que su cerebro estaba fuera de control. Incluso meses y años después de ser liberados siguen sintiendo mareos, letargo e incluso hay casos en los que los pacientes desarrollan serías psicosis debido a la medicación. Obviamente, su posterior estado mental y su paso por el psiquiatrico les estigmatiza socialmente, lo que dificulta su vuelta a una vida normal. Están marcados de por vida.

Fuente:
https://bitterwinter.org/dissidents-believers-jailed-in-psychiatric-hospitals/

3 comentarios en «La persecución de Cristianos en China arrecia.»

  1. Qué horror lo que pueden llegar a hacer con esas cristianos! Lo único bueno es que a través de eso llegan a ser testigos del Evangelio, así sean perseguidos y torturados y su vida no vuelva a ser más lo que era. Pero se ganan el Cielo! Dios les de fuerza y mucha fortaleza!

  2. Cielo y tierra pasarán más tu palabra no pasará. Ellos podrán acabar hasta con el último Cristiana pero Dios y su palabra son eternas. Ese es el temor del presidente chino. Por más que haga, Dios es Dios y mostrará su poder a quien lo desafía. Porque todo lo perdona Dios menos una blasfemia al Espíritu Santo.

    1. Alto y claro Elena. LLevan 2000 años intentando acabar con nosotros, pero no se enteran que la sangre de los mártires es semilla de nuevos Cristianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *