Ataque de odio anticristiano a una iglesia de Madrid en pleno confinamiento

En la madrugada del pasado 5 de mayo han aparecido unas pintadas en la Parroquia de Santa María Magdalena de Cienpozuelos, en el área metropolitana de Madrid. El mensaje escrito en los muros de la parroquia que tenía el claro propósito de intimidar a la iglesia y al párroco fue «la única iglesia que ilumina es la que arde».


Sin embargo, este mensaje ha resultado sorprendente al párroco por el odio monstruoso que encierra, cuando precisamente la iglesia no ha realizado otra cosa que su habitual labor de apostolado, de administración de los sacramentos. Además, precisamente la parroquia había colaborado con las compras de familias que habían solicitado ayuda a Cáritas, habían atendido a los enfermos de coronavirus, también hay hermandades que han colaborado como voluntarios para la fabricación de batas y mascarillas, e incluso se han enviado voluntarios a residencias de ancianos muy golpeadas por el coronavirus.
Sin embargo, el párroco también sospecha que pueda tener relación con las críticas que formulo una semana atrás sobre la gestión del coronavirus por parte del gobierno.
Sin embargo, tanto si se trata de un castigo por una crítica al gobierno, como si de una amenaza de muerte por puro odio, este comportamiento y estas intimidaciones no son aceptables en un estado de derecho como el nuestro, no es aceptable en una monarquía parlamentaria como la española. Un estado de derecho en el que exista justicia no puede permitir una intimidación liberticida como esta.

Le invitamos a visualizar el mensaje grabado por el párroco.

Mensaje grabado del párroco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *