Cuidados Paliativos: Eliminar el sufrimiento sí, pero eliminar al que sufre no.

(NOTICIAS CEU ANDALUCIA) Bajo el lema “Mi cuidado, mi bienestar”, este año se pone en el foco en la necesidad de que las personas que se encuentran en esa situación reciban las atenciones que requieren y, por otro lado, se reclama que los Sistemas Nacionales de Salud de cualquier país estén en disposición de dispensar unos servicios de cuidados paliativos adecuados, garantizando que toda la población pueda acceder a ellos.

Es importante la labor que desempeñan los profesionales que trabajan en este ámbito, puesto que no solo acompañan al paciente en ese difícil trance de la vida, sino que también deben ayudar a las familias a afrontar estos momentos y sobrellevar el desenlace llegado el día.

En España mueren al año más de 50.000 personas sin los cuidados necesarios.

Compromiso CEU Andalucía con la defensa de la vida

Recientemente, la Fundación San Pablo Andalucía CEU se sumó al ‘Manifiesto de los 100’ para decir no a la propuesta de Ley en favor de la eutanasia en nuestro país. Bajo el lema ‘Eliminar el sufrimiento sí, pero eliminar al que sufre no. Detengamos la Ley de la Eutanasia’, la misiva -dirigida a los presidentes y responsables de las principales instituciones políticas, sociales, sanitarias y educativas de España- recoge la adhesión de diversas personalidades y entidades que dejado patente su postura ante esta realidad.

El objetivo es “detener juntos la tramitación que sigue en el Congreso de los Diputados para legalizar la eutanasia. Necesitamos leyes que protejan la vida, en especial la de las personas mayores, que les provean de un trato digno y justo, que asegure la asistencia médica y hospitalaria adecuada. Necesitamos con urgencia un plan de cuidados paliativos que alcance a toda la población, garantía necesaria para evitar el sufrimiento”, indican. La carta hace hincapié en las personas que han fallecido como consecuencia del COVID-19, “sin la posibilidad siquiera de contar con remedios paliativos”

Junto a la Asociación Católica de Propagandistas y al CEU, son muchas las entidades que han querido mostrar su apoyo a esta iniciativa. Entre otras: la Asociación Provida, el Foro Español de la Familia, Medicina y Vida, el Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia, ADEVIDA, la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria, Cristianos en Democracia, la Asociación Navarra en defensa de la vida (ANDEVI), el Grup d’Entitats Catalanes de la Familia, así como las universidades y centros educativos del CEU en España, y otras universidades.

Imagen de archivo

Unirse a esta iniciativa es una señal más del compromiso de la ACdP y de la Fundación San Pablo Andalucía CEU con la vida, desde la concepción hasta la muerte natural. Junto a la Archidiócesis de Sevilla, organizaron en febrero la décimo tercera edición de las Jornadas Católicos y Vida Pública, bajo el lema ‘Toda una vida: la vida humana de principio a fin’, que profundizó sobre la vida humana, haciendo un llamamiento a la defensa de ésta en todas sus etapas y enfrentando los retos que se presenten desde la fe, la esperanza y la caridad.

En una de las sesiones participó el doctor Jaime Boceta, coordinador docente del Máster en Cuidados Paliativos de la Universidad de Sevilla, quien aludía que la Ley prevista habla de “un sufrimiento imposible de aliviar”, que no se corresponde con que “no tengamos las alternativas básicas para mitigarlo”. En este sentido, destacaba que “el problema es que los pacientes se consideran una carga y es por eso por lo que desean adelantar su muerte”. Recalcaba que “no es una elección libre, sino que está condicionada por este motivo y por la ausencia de alternativas, por no facilitarles el acceso a la ayuda de la dependencia o cuidados paliativos que su situación requiere”. Insiste en que toda la sociedad civil -creyentes o no-, debe reclamar la cobertura de esas necesidades básicas, pedir un refuerzo de la atención primaria y las unidades del dolor para acabar con la ineficiencia del sistema actual”.

En este sentido, el presidente de la Sociedad Andaluza de Cuidados Paliativos, el doctor Fernando Gamboa -en una reciente entrevista en COPE- defendía que “España no necesita una Ley que regule la eutanasia, sino trabajar para atender bien a las personas al final de la vida”. Explicó que “no es una demanda real”, puesto que aunque reconoce que a lo largo de su trayectoria profesional ha encontrado casos en los que “sí han solicitado adelantar su muerte, cuando les hemos atendido de forma adecuada y hemos aliviado su sufrimiento, esta demanda ha desaparecido”. Por tanto, el doctor Gamboa ponía de manifiesto que hay que procurar una atención integral al final de la vida, que incluya la práctica clínica, pero también la atención “social, psicológica y espiritual”, porque “la trascendencia forma parte de las personas, más allá de sus creencias religiosas”.

Imagen: Archidiócesis de Sevilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.