Sánchez e Iglesias tienen un plan para los ancianos que sobrevivan al coronavirus.

En la política española podemos legalizar el asesinato (aborto, eutanasia), pero no atentar contra la cortesía parlamentaria. Como esas señoras que confunden la pureza con la higiene o como esos señores convencidos de que un hombre no puede ser santo y excéntrico, condiciones ambas perfectamente compatibles. Son maneras de confundir fondo y forma, un feo vicio intelectual.

El Gobierno de la eugenesia y la eutanasia.

Tememos que no se trate mas que de una estrategia del Gobierno que, simplemente, no se atreve a aprobar en estos momentos una de sus leyes estrella, con más de 10.000 ancianos muertos en el último mes y varias querellas interpuestas o en camino que lo responsabilizan, directa o indirectamente, de la muerte de más de 30.000 españoles.