El Gobierno «dosifica» la verdad para evitar el escándalo de la eugenesia cometida con nuestros ancianos.

Toda una nueva demostración de manejo del «ministerio de la verdad» por parte de la izquierda Española. Dosificando la realidad, el efecto es mucho menor, más aún si en el camino se dedica uno a sembrar polémica sobre quien ha sido más criminal, si el Gobierno o las Comunidades Autónomas… pero lo cierto es que más de 25.000 ancianos han muerto solos en condiciones lamentables, y nadie ha pedido aún perdón por su falta de previsión.

Sánchez e Iglesias tienen un plan para los ancianos que sobrevivan al coronavirus.

En la política española podemos legalizar el asesinato (aborto, eutanasia), pero no atentar contra la cortesía parlamentaria. Como esas señoras que confunden la pureza con la higiene o como esos señores convencidos de que un hombre no puede ser santo y excéntrico, condiciones ambas perfectamente compatibles. Son maneras de confundir fondo y forma, un feo vicio intelectual.