El gobierno impide los oficios de viernes Santo pero autoriza los desplazamientos para preparar el Ramadán islámico.

El gobierno de Pedro Sánchez está imponiendo un nivel de falta de libertades e hipocresía verdaderamente asombrosos y desconocidos hasta ahora durante historia democrática reciente de España. En el pasado Viernes Santo en la catedral de Granada, Francisco Javier Martínez, el arzobispo de la ciudad, celebraba los oficios de Viernes Santo en compañía de un grupo de feligreses, en coherencia con la autorización expresa del actual decreto del estado de alarma, que autoriza a la asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas.

Fuente: Actuall (2017)


Sin embargo, la policía irrumpió en la catedral durante el evento e informó al señor arzobispo de que no se podía celebrar el acto debido al decreto del estado de alarma, por lo que el presidente de la asamblea trasladó a los feligreses la decisión de interrumpir la misa y los despidió para sus casas. Cómo consecuencia de todo ello, se ha producido una gran indignación en la opinión pública de Andalucía, y además se han anunciado una pedida de explicaciones a la subdelegación del gobierno por parte de Vox, por entender que se ha violado un lugar de culto y que además la celebración se permitía según la redacción del actual decreto de alarma.
Sin embargo, está actitud tan intransigente contrasta con la facilidades para la movilidad concedida por el gobierno a la comunidad islámica para que preparen el Ramadán. Y a este respecto cabe decir que es difícil describir esta acción con otro nombre que no sea el de hipocresía, que además, constituye un agravio y ofensa a los católicos de España y el mundo. Si consideraba el gobierno que no debían celebrarse dichos oficios, haber legislado con mayor claridad, pero lo que no resulta aceptable bajo ninguna circunstancia, es que se realicen acepciones de movimiento y reunión según la religión , es una discriminación evidente, y que probablemente se explicará al menos parcialmente por un provecho electoral de quien la concede.
En cualquier caso es un abuso de poder discriminatorio ejercido por un poder muy poco cuestionado por la oposición. Este tipo de abusos y manipulaciones deben cesar, Pedro Sánchez debe dimitir y convocar elecciones.

Fuente: Okdiario.com

Lo cierto es que al cierre de esta publicación y a pesar de que la comunidad islámica ha desmentido la noticia, como puede leerse en esta web de información local extremeña, sigue sin estar claro el desmentido, pues lo que si está claro es que el portavoz y abogado de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, Jesús Martín Vázquez, confirmó la noticia a OKDIARIO, citando expresamente la solicitud realizada por los musulmanes de El Batán y Talayuela y la posterior autorización de las autoridades, siempre que se cumplan el resto de condiciones establecidas en el Real Decreto del Estado de Alarma.

Por tanto, a falta de desmentido oficial, contrastan dos versiones bien distintas, la de un portavoz de una asociación de la Guardia Civil y la de la comunidad islámica, para corroborar si los musulmanes podrán desplazarse para la compra de alimentos certificados por el rito de Halal una vez comience el Ramadán, a partir del 24 de abril. 

Desde la Asociación Cristianos en Democracia fomentamos el derecho a la Libertad Religiosa, por lo que en absoluto pretendemos que se impidan dichos desplazamientos, siempre que se cumplan las medidas establecidas en la normativa en vigor, más aún cuando si que se permiten, por ejemplo, desplazamientos para comprar tabaco. Pero exigimos que igualmente se respete cualquier celebración litúrgica católica que, igualmente, cumpla con dichas medidas.

Un comentario en «El gobierno impide los oficios de viernes Santo pero autoriza los desplazamientos para preparar el Ramadán islámico.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *