La Comunidad Valenciana prosigue con sus laicistas ataque a la libertad religiosa.

(ES DIARIO) Misas en valenciano y sin salir de casa. La radiotelevisión pública valenciana  decidió a finales del mes de marzo, tras decretarse el estado de alarma en nuestro país, que retransmitiría cada domingo en directo la celebración de la eucaristía en la lengua autóctona. La parroquia designada como escenario de grabación fue la de la Asunción de Nuestra Señora, ubicada en la localidad de Torrent.

Se trató de una decisión inédita que se adoptaba después de que la Archidiócesis de Valencia hubiera suspendido temporalmente las celebraciones públicas de la Santa Misa con fieles en todas las iglesias, dada la obligación de confinamiento y la necesidad de evitar aglomeraciones.

Más persecución laicista radical en una comunidad que, cada vez, respeta menos la libertad religiosa.

Sin embargo, la cadena ha confirmado recientemente que, en principio, la retransmisión dominical de la misa solo tendrá lugar hasta el próximo domingo 24 de mayo. A partir de esa fecha, dejarán de emitirse. La decisión resulta aún más cochante si se tiene en cuenta la audiencia . El pasado domingo logró un 4%, un porcentaje superior al media de la cadena que ayer estuvo en un 3,3%

Ante este hecho, varias entidades cristianas han decidido enviar una carta a Alfred Costa, director general de À Punt TV, para pedirle que, tanto la misa como el programa de las Iglesias Evangélicas, continúen en la programación de la televisión autonómica, más allá de la pandemia de Covid-19 y del estado de confinamiento. 

Las entidades felicitan a À Punt y le agradecen su trabajo por retransmitir la eucaristía en valenciano cada domingo, pero consideran que «como servicio público, À Punt tiene que reflejar la pluralidad social real incluyente» y piden que se retransmitan las misas dominicales y los programas de otras confesiones religiosas «de forma estable en la programación de À Punt», como se hace habitualmente en otras televisiones públicas (País Vasco, Galicia y Cataluña) que también retransmiten las misas de estas comunidades en en lengua propia y a nivel estatal TVE.

Además de responder a las necesidades de grupos sociales como las personas mayores o las personas con diversidad funcional, estas entidades cristianas creen que «sería un paso importante para avanzar en el necesario reencuentro del mundo religioso con la cultura y lengua de los valencianos».

El acuerdo que À Punt y el Arzobispado de Valencia adoptaron en su día se anunció por la cadena autonómica que «se alargaría de forma indefinida en el tiempo» y que formaba parte de la batería de cambios introducidos en la televisión pública desde la llegada de su nuevo director, el torrentí Alfred Costa. Sin embargo, ese acuerdo ya tiene fecha e caducidad: el próximo domingo, 24 de mayo de 2020. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *