Tenemos lo que nos merecemos…Una reflexión sobre el resultado electoral.

¿Porqué no votar lo que a cada uno le venga en gana, sin tener en cuenta los principios morales que deberían fundamentar nuestra vida? Claro que es posible, pero, entonces, al menos, no nos llamemos «católicos»… Los resultados del 10 de Noviembre han vuelto a poner de manifiesto una realidad que muchos se niegan a aceptar. España no es católica, y cada vez es menos cristiana.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el mismo. Puede aceptar su uso o rechazarlo mediante la configuración de su navegador o consultar sus opciones cliqueando en VER MÁS. Si tienes menos de 14 años, pide a tu padre, madre o tutor que lea este mensaje.    Más información
Privacidad