Violencia contra los cristianos en Israel, lo último, el incendio de la iglesia de la multiplicación de los panes y los peces.

Son varios los ataques que se han detectado en la comunidad cristiana en los últimos años por parte de la comunidad ultraortodoxa Judía. El más significativo de ellos es el incendio de la iglesia erigida en el lugar en el que se considera que Jesús realizó el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, el santuario de Tabgha próximo al mar de Galilea en Israel en 2015. Esta iglesia fue erigida en el siglo V siguiendo el estilo bizantino de la época y es uno de los principales lugares de peregrinación de Israel, en el que se registran alrededor de 5000 visitas de peregrinos al año.


Se incendiaron algunas dependencias de la iglesia y se añadió un grafiti en hebreo en el templo en que se puede leer una cita alusiva a los textos sagrados del judaísmo: “los ídolos falsos serán eliminados”.


El padre Matthias Karl, un monje alemán de la iglesia custodiada por la orden benedictina, informó a los medios que solamente había resultado afectada la oficina de los peregrinos, una tienda de souvenirs y una sala de reuniones, así como varias biblias y libros de oración. Sin embargo, la mayor parte del templo no ha sido dañada.


Varias autoridades israelíes, comenzando por el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, han condenado el atentado y han urgido a la policía a capturar a los responsables. Igualmente un Rabino de Jerusalén Nahum Weisfish ha condenado el ataque, aunque cree que probablemente puede explicarse por el hecho de que sobre ese lugar se había erigido una sinagoga hace unos 2000 años, aunque según él eso no justifica el acto vandálico, por lo que condena el ataque. Lo cierto es que según la descripción evangélica del lugar en el que se produjo el milagro, no se hace mención a ningún edificio, y aún menos a una sinagoga.
Este ataque se une a una amplia lista de ataques por parte de ultraortodoxos judíos. Por ejemplo en 2016 varios jóvenes judíos arrojaron piedras a los fieles que acudían a la misa en la iglesia en la ciudad de Rehovot.
En 2014 atacaron esta misma iglesia molestando a los peregrinos arrojándoles piedras, destruyendo una cruz y arrojando bancos al fuego, según afirmaciones del padre Karl. En ese mismo año se pincharon las ruedas de los coches, y pintaron grafitis anti cristianos en el monasterio católico en Deir Rafat.
En 2014 una iglesia ortodoxa en Jerusalén fue cubierta de grafitis con el mensaje: “Jesus es basura”. Poco antes en el centro de Nuestra Señora de Jerusalén se escribió otro grafiti diciendo “Muerte a los Árabes y cristianos y todos aquellos que odian Israel.” Igualmente en ese mismo año un cementerio católico maronita fue vandalizado en el norte de Israel.
Yossi Saidov , un activista de la asociación antiracista Tag Meir comentó que perseguir estos crímenes no es una prioridad para las autoridades Israelíes. Sin embargo, parece que las autoridades Israelíes han reaccionado al atentado de la iglesia de Tabgha. La policía ha identificado como culpable del incendio de la iglesia al ultraortodoxo judío, Yinon Reuveni de 23 años de edad que ha sido condenado a 4 años de prisión. Por otra parte, Yehuda Asraf acusado de ser cómplice del atentado ha resultado liberado. Asimismo, el estado de Israel ha colaborado en la restauración de la iglesia de Tabgha valorada en 1 millón de Euros con una aportación de 400.000 €.
Fuentes:
Thousands rally for peace at torched Galilee church. The Times of Israel (2015)
Jewish extremists suspected of torching Sea of Galilee ‘loaves and fishes’ church in Tabgha. The independent. (2015)
Catholic church in Israel badly damaged by suspected arson attack. The Guardian (2015)
Stone-throwing attack on Catholics in Israel shows a ‘culture of contempt. Catholic News Agency (2016)
One convicted, another acquitted for arson at Galilee ‘Loaves’ church. The Times of Israel (2017)

Un comentario en «Violencia contra los cristianos en Israel, lo último, el incendio de la iglesia de la multiplicación de los panes y los peces.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *