Colón, Espadas, Belarra y España

Este fin de semana se han producido tres acontecimientos que han puesto los cimientos para lo que queda de legislatura. Por un lado, en Colón, PP, C’s y VOX reunieron -sin revolverse y sin foto-a sus simpatizantes para protestar contra los indultos y la política del Gobierno nacional. Por otro lado, la victoria de Juan Espadas sobre Susana Díaz refuerza el control de Pedro Sánchez sobre el PSOE. Otro tanto ocurre con la proclamación de Ione Belarra en Podemos, la candidata -y amiga- del matrimonio Iglesias-Montero.

eventos políticos

En Colón, miles de personas se concentraron para pedir Justicia, que el orden constitucional no salte por los aires por los intereses políticos y oportunistas de un Gobierno y por los nacionalistas. No obstante, entre los mismos convocantes reina la división. Lo más importante era la foto, pero, a la vez, la ‘no foto’.

Los intereses de márketing político de las tres formaciones hacían tan importante que que se viera a sus enviados, con sus presidentes nacionales a la cabeza, como el evitar aparecer retratados con los líderes de los otros partidos. Mal síntoma. La división es una mala fórmula para desalojar a Sánchez de Moncloa.

Más poder para Sánchez

La victoria de Juan Espadas sobre Susana Díaz en la lucha por el poder en Andalucía es la victoria de Pedro Sánchez sobre las voces críticas del PSOE. El nuevo peón del presidente del Gobierno no sólo le permite controla a una federación tan importante en partido socialista como la andaluza, sino que sirve de aviso a los barones que como Page, Vara o Lambán se han atrevido a criticar movimientos y actitudes del Ejecutivo nacional.

¿Títere para Iglesias-Montero?

Ione Belarra será la nueva Pablo Iglesias de Podemos. La formación morada sigue anclada en la pareja de Galapagar y sigue sin soltar amarras. A pesar de que Iglesias se haya cortado la coleta -política y físicamente- la formación morada sigue orbitando en torno a él y a su pareja. Belarra es una amiga de la familia, aupada a cargos de responsabilidad en el partido por esta amistad, posteriormente a una secretaría de estad, al ministerio y, ahora, a lo más alto de la cúpula morada. Todo cambia para que todo siga igual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.