La censura en las Redes Sociales, nueva arma contra ‘disidentes’

Las redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram prometían ser una puerta abierta a una información de todos y para todos. Un paraíso de la Libertad de expresión, donde el único límite era el insulto y la falta de respeto. Colonizadas tradicionalmente por mensajes progresistas, la censura es el nuevo arma frente a los influencers más destacados de la derecha o defensores de los valores tradicionales.

censura RRSS

Así, los cierres de cuentas a Vox, o a dirigentes de esta formación, a populares del ala más cercana a los provida, a conocidos influencers católicos, se están convirtiendo en costumbre. Grupos organizados de izquierda preparan un aluvión de denuncias a tuits o cuentas para conseguir la suspensión o cierre. Curiosamente, los dirigentes suelen ceder con más facilidad.

El último ejemplo ha sido la suspensión de la cuenta de Francisco José Contreras, diputado de Vox y catedrático de Filosofía del derecho en la Universidad de Sevilla. Ya antes de su fichaje en la formación de Santiago Abascal era una de las caras más reconocidas y respetadas de la sociedad civil en defensa de la vida y desmontado la Ideología de Género.

Las redes y la Ideología de género

Twitter cerró su cuenta tras las denuncias de un grupo extrema izquierda. Al final, se ha visto obligada a devolvérsela. Tras ignorar los intentos de negociación de Vox como partido, y varios de sus integrantes, la campaña de bloqueo de anunciantes en esta red iniciada por el portavoz en el congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha dado sus frutos.

De hecho, Twitter ha restaurado el perfil sin que Contreras se haya visto obligado a rectificar o a disculparse por el tuit que provocó la sanción, lo que demuestra que la sanción fue injusta.

Censura a la espera de las nuevas leyes ideológicas

Y todo esto, sin que hayan entrado en vigor las nuevas leyes ideológicas del gobierno socialcomunista, que utilizarán la censura como herramienta de conseguir el pensamiento único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.