Primera sentencia que anula una multa por ir a misa.

El Juzgado de lo Penal número 1 de la Coruña ha absuelto a un vecino del municipio de Carballo que había sido acusado del delito de desobediencia, debido a que el pasado 12 de abril fue interceptado por agentes de la guardia civil entrando en un templo a practicar actos de culto. Le fue permitido entrar sin ser sancionado, sin embargo, minutos después fue localizado junto al parque San Martiño afirmando que iba al supermercado, (que se encontraba en una dirección opuesta a la de su vivienda). A esto se añade que el pasado día 8 de abril también había sido sancionado con 360€ por haber sido interceptado hasta tres veces sin justificación.

Fuente: Vida nueva digital (2020)


Sin embargo, la sentencia del juez argumenta que el acusado debe ser absuelto porque el Decreto del Estado de Alarma no prohíbe expresamente la asistencia a los lugares de culto ya que «Puede ser dudosa la redacción de su artículo 7” y “ en materia de limitación de derechos, y más cuando se trata de derechos fundamentales, hay que considerar que lo que no está expresamente prohibido, está permitido». Por otra parte, tampoco considera que deba ser sancionado por ir al supermercado aunque no fuera al más próximo a su vivienda debido a que el Decreto de Estado de Alarma tampoco obliga a ir al supermercado más cercano.
Esta sentencia es coherente y viene a confirmar las conclusiones del informe que realizó e-Cristians. En éste se detalla lo siguiente: «El Real Decreto de declaración de estado de alarma, y la posterior normativa excepcional, ni ha suspendido la apertura de los templos religiosos, ni la celebración del culto, ni la asistencia al mismo. Sí lo ha hecho con las ceremonias fúnebres en los términos del artículo quinto de la Orden SND/298/2020, de 29 de marzo, por la que se establecen medidas excepcionales en relación con los velatorios y ceremonias fúnebres para limitar la propagación y el contagio por el COVID-19. El resto de las ceremonias religiosas se condicionan a la adopción de las medidas organizativas previstas en el artículo 11 del Real Decreto de declaración de estado de alarma. »
En definitiva, las escandalosas irrupciones de agentes de seguridad en plena misa como se ha constatado en algunos casos, especialmente durante la semana santa, no parecen tener un fundamento legal sólido, a juzgar por las conclusiones de esta sentencia. Es obvio que este decreto de Estado de Alarma ha servido de pretexto en algunos casos bastante lamentables para limitar un derecho tan básico como la libertad de culto. Y ello es especialmente lesivo en un momento tan delicado como el de la actual pandemia, que ya se ha cobrado hasta 35.000 vidas según algunas estimaciones. Si hay un momento en el que es necesario acudir a Dios es precisamente en una situación como esta, ¿que momento más apropiado para acudir al culto que ante el temor a la propia muerte o la de un familiar o amigo?. El gobierno al haber conocido abusos como estos y no haberlos impedido es claramente cómplice de esta situación.

2 comentarios en «Primera sentencia que anula una multa por ir a misa.»

  1. Lo que si se ve claro que si pudieran cerrar las Iglesias las cerrarían y en estos momentos es cuando se necesita más ir y pedir para que termine esta situación es muy doloroso perder a un ser querido y sin poder despedirte de el
    Nos estan
    imponiendo una dictadura

  2. El derecho a asistir a tu parroquia es necesaria para los creyentes. Momento de encuentro con nuestro creador, nunca debe ser limitada es nuestra libertad de culto….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *