Termina la carrera por Madrid, arranca el rally de impuestos

El Gobierno de Pedro Sánchez fue dejando pinceladas de lo que se avecinaba a los españoles durante la campaña por Madrid. No porque quisieran darse un tiro en el pie, sino porque el plan de estabilidad enviado a Bruselas les delataba. Tras unos días intentando echar balones fuera, y tras consumarse el desastre de la Izquierda en la capital, ya se quitan la careta y avisan incluso de eliminar los tipos reducidos y superreducidos de IVA.

Las familias de clase media y baja serán las más perjudicadas por las subidas de impuestos del Gobierno socialcomunista español.

Autopistas, peajes, IVA, IRPF, bonificaciones fiscales a las familias, eliminación de los beneficios de la declaración conjunta de la renta… todo lo imponible está en el punto de vista de un Ejecutivo que sólo piensa en aumentar la recaudión por la vía impositiva.

Porque la segunda pata para cuadrar las cuentas, ni se la plantea el Gobierno con más ministerios (23) y asesores a dedo de la historia de nuestro país. Y eso que los sueldos de las personas colocadas a dedo por Sánchez y amigos, o las medidas de Irene Montero en Igualdad equivalen a lo que se recaudará con algunas de estas medidas.

Fin de fiesta, toca pagar las copas

Es cierto que el final de la fiesta ha llegado y toca pagar las copas. En Bruselas ya están cansados del abuso que desde nuestro país se ha hecho con las ayudas y fondos que han llegado a nuestro país y exigen medidas contundentes para que dejemos de ser un país subvencionado. Pero no es menos cierto que desde Europa se pide austeridad y recorte de gasto, algo que el Gobierno ni se plantea.

Sin ir más lejos, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a la que Pablo Iglesias quiere como su sustituta, ya ha comenzado a marcar territorio en el Gobierno… como oposición de Izquierda al mismo Gobierno. En sus últimas intervenciones ha desmentido a la ministra de Economía, Nadia Calviño, asegurando que derogarán la Reforma Laboral del PP y que quiere prohibir los despidos y que «se ha terminado la austeridad que tando dolor ha provocado».

Asfixia familiar

Con estos mimbres, se aproxima una asfixia económica a la clase media -justificada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, porque es a causa de un «cambio de conducta por el medioambiente y la salud– que lastrará la economía al reducirse la capacidad de consumo de las familias.

Las familias serán las principales perjudicadas por este rally alcista de impuesto. Y las más, aquellas a las que el Gobierno socialista supuestamente dice defender especialmente… las de clase media y las de renta baja. Pero no se preocupen… seguirán teniendo a 23 ministros y miles de asesores velando por ustedes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *