Trump gana la batalla a la industria abortista.

Si algo parecía increíble hace apenas unos años es que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos volvieran a tener una mayoría Pro – Vida y Donald Trump, gracias a los nombramientos propuestos de los últimos años aprovechando su mandato, lo ha conseguido. Ha querido la providencia que sea días antes de su más que probable pérdida de las elecciones, pero para los católicos y para los Pro-Vida, Trump ya ha ganado la batalla de la vida.

(LIBERTAD DIGITAL)

El Senado de Estados Unidos confirmó este lunes, ocho días antes de las elecciones presidenciales, a Amy Coney Barrett como nueva jueza del Tribunal Supremo. Barrett fue confirmada con 52 votos a favor —todos de senadores republicanos— y 48 en contra —todos los demócratas y la conservadora Susan Collins—.

La confirmación de Barrett llega tras un apresurado y polémico proceso que se inició el 18 de septiembre pasado con la muerte de la jueza progresista Ruth Bader Ginsburg a los 87 años. Barrett fue nominada por Donald Trump días después, el 26 de septiembre.

Poco después de la votación, Barrett, de 48 años, juró su cargo vitalicio en un acto en la Casa Blanca en el que también participó Trump.

Barrett es el tercer nombramiento de Trump para el Supremo. Desde Ronald Reagan (1981-1989), precisamente fue él quien nominó al juez Scalia en 1986, ningún inquilino de la Casa Blanca había propuesto a tantos nominados para el Alto Tribunal estadounidense.

La mayoría con la que cuentan los republicanos en el Senado ha sido suficiente para la confirmación de la juez Barrett, por lo que la votación ha sido un mero trámite, y aunque en las últimas semanas algunas senadoras republicanas mostraron su disconformidad con el movimiento de Trump, solo Susan Collins ha votado en contra.

Barrett tendrá que decidir ahora si se abstiene de participar en cualquier posible apelación que llegue al Supremo relacionada con los resultados de las elecciones, algo con lo que no quiso comprometerse durante sus audiencias de confirmación a pesar de haber sido nominada por uno de los dos candidatos en liza, Trump.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *