¿Centros abortivos entre los «servicios esenciales»? Cosas de la esquizofrenia social en la que vivimos.

Esperamos y deseamos que, de ahora en adelante, la sociedad Española vuelva a poner el respeto a la vida, a cada vida, a toda vida, por encima de cualquier otra consideración moral, social o económica y que tan pronto regrese la normalidad a nuestras vidas seamos capaces de salir a la calle a exigir el fin de la eugenesia que todos estos pseudo-derechos inventados han impuesto en nuestras sociedades.

Colombia dice NO al aborto libre.

Es una pequeña batalla ganada, sin embargo debemos seguir construyendo una cultura de vida pues el aborto se acabará cuando todos seamos conscientes del asesinato que se comete.

¿Democracia criminal? La aceptación social del Aborto, una «pandemia legal».

La aceptación social del aborto pone en riesgo el resto de los derechos humanos. Una Democracia que no asienta sus bases legales en principios inamovibles de lo que está bien y lo que está mal, puede terminar convirtiéndose en un sistema corrompido y criminal, donde las mayorías acaben favoreciendo prácticas aberrantes y criminales, por acción u omisión, como sucede ya en casi todo el planeta con el ABORTO.

Oponerse al aborto no es cuestión de religión, es cuestión de razón.

La verdad es que no tienes que ser religioso para ver la humanidad en un niño que está por nacer y la mayoría de los argumentos contra el aborto no requieren una creencia en la existencia de Dios. Los enfoques, iniciados por personas como Phyllis Bowman, tenían como objetivo asegurar que el mensaje pro-vida no estuviera ligado a un punto de vista religioso particular.

La Asociación de Clínicas Abortivas condenada por omitir información como el riesgo de esterilidad o el suicidio en su información sobre el Aborto

La patronal del aborto ha sido condenada por publicidad engañosa después de mentir, a través de su página web, sobre las consecuencias que pueden derivar del aborto. La organización de juristas señala que “la perforación del útero, el riesgo de esterilidad o el suicidio son algunos de los riesgos que ACAI ha ocultado”.

Trump, primer presidente de EE.UU. en sumarse a la marcha contra el aborto.

Bendita rectificación. Trump ha abrazado la causa antiabortista con la fe del converso. En la campaña electoral del 2016, un rival republicano divulgó un vídeo con una vieja entrevista al político neoyorkino en la que se le preguntaba sobre sus puntos de vista sobre el aborto. “Estoy a favor de la elección en todos los sentidos”, decía en 1999, incluso “muy a favor”.