Coherencia ejemplar: el presidente de Malta dimitirá antes que firmar la ley del aborto

En un momento en que la política se caracteriza por el oportunismo y el márketing, es gratificante encontrar personas como George Vella, presidente de Malta. En el cargo desde 2019, este médico de profesión, ha anunciado que dimitirá antes que sancionar una ley del aborto si esta fuera aprobada en su país.

herente, George Vella, presidente de Malta

No son declaraciones buenistas ni a futuro. Aunque incluso en este caso, el defender la vida de una manera así de contundente es de alabar, sobre todo en el momento actual. Estas palabras han sido pronunciadas después de que a diputada independiente Marlene Farrugia presentara el 12 de mayo en el Parlamento maltés un proyecto de ley para despenalizar el aborto.

«Nunca firmaré un proyecto de ley que implique la autorización de un asesinato», aseguró rotundo Vella, según publica el Times of Malta. «No puedo impedir que el ejecutivo decida, eso le corresponde al parlamento. Pero tengo la libertad, si no estoy de acuerdo con un proyecto de ley, de dimitir e irme a casa, no tengo ningún problema en hacerlo».

No al aborto en ningún supuesto

El presidente, de 79 años, zanjó de manera tajante el tema cuando se le insistió sobre abrirse a supuesto como violación o malformación fetal : «Se ha matado o no se ha matado, no puede haber una muerte a medias. Soy muy claro, no hay peros».

En estos momentos, los dos partidos principales de la isla, el Laborista y el Nacionalista se han mostrados contrarios a la despenalización. Los laboristas se mostraron dispuestos a debatir el asunto, pero no a llevarlo a votación parlamentaria. Los nacionalistas, por su parte, dejaron claro que siempre se opondrán porque defienden «la vida, desde la concepción hasta la muerte natural».

«El útero, lugar de vida»

También se posición la Iglesia. El arzobispo Charles Scicluna de Malta dijo el 13 de mayo que la despenalización del aborto sería un paso atrás. «El vientre de una madre es algo querido y sagrado, es allí donde la vida humana puede crecer. Oremos para que el útero siga siendo un lugar de vida, no un lugar donde se comete una matanza»

Más del 90% de la población de Malta está bautizada como católica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *