Crisis de Gobierno, pero no crisis de idea… Más ‘Sanchismo’ que nunca

Pedro Sánchez acometió finalmente el 10 de julio una crisis de Gobierno que venía tiempo esperándose. Aunque no respondió a las expectativas. En primer lugar, los ministros de Podemos, que estaban en todas las quinielas para dejar el Ejecutivo, siguen en él. Curiosamente, han sido los más leales y cercanos colaboradores de Sánchez, de la parte del PSOE quienes han salido. Pero esto no supone que vaya a cambiar el rumbo. El presidente se rodea de ministros -aunque sobre todo de ministras- jóvenes. El mensaje es claro. Él sólo se basta. Sanchismo concentrado.

Nuevo Gobierno

Carmen Calvo (Presidencia y vicepresidenta primera), José Luis Ábalos (Trasnportes e Infraestructruas), Isabel Celaá (Educación y Formación Profesional), Pedro Duque (Ciencia), José Manuel Rodríguez Uribes (Cultura y Deporte), Arancha González Laya (exteriores) y Juan Carlos Campo (Justicia) han sido los pagananis del golpe de efecto perpretado por Sánchez. Sobre todos ellos, destaca la salida del todopoderoso gurú de Moncloa, Iván Redondo.

El nuevo Consejo de Ministros, aparte de los podemitas o de Miquel Iceta (nuevo ministro de Cultura y Deportes, lo que ya suscitado numerosos memes y burlas -llevará la cartera de Cultura alguien sin estudios superiores y deportes alguien cuya forma física está a la vista de todos-, estará formado por gente joven, especialmente mujeres.

Aviso a los barones críticos

Un mensaje interesante en la elección, o un aviso para navegantes… sitúa a jóvenes que vienen pisando fuerte en el ejecutivo, procedentes de las tierras de los barones más críticos con él… Así, Pilar Alegría, de Zaragoza, toma las riendas de Educación. Aunque la salida de Celaá es un alivio, aunque ya estaba más que amortizada al llevar adelante la ley que lleva su nombre, está por ver qué nos trae la nueva ministra. Lambán, presidente de Aragón toma nota del aviso…

También Emiliano García Page mira de reojo al consejo ahora. Isabel Rodríguez es la nueva ministra de Política territorial y portavoz del Gobierno. Esto le dará una notable exposición a los medios y ayudará a darse a conocer a la joven alcaldesa de Puertollano. Falta le hará si pretende lidiar con el presidente castellano-manchego.

Sanchismo concentrado

Desde Valencia, Diana Morant, no precisamente de las más afines a Ximo Puig, llega al Ministerio de Ciencia e Innovación. También se puede ver en la sustituta de Ábalos en Transportes un aviso o un respaldo a Salvador Illa en Cataluña. Raquel Sánchez, desde Gavá.

Por supuesto, el presidente no aprovechó la magnitud del cambio para reducir su mastodóntico Gobierno. Tan sólo que ahora su figura se hace más grande entre rostros desconocidos para el gran público. Ójala nos equivoquemos, pero parece que el cambio sólo significará más Sanchismo… concentrado en la persona del presidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.