Indultos y pan (o luz)

El Gobierno de Pedro Sánchez ha dado el paso. Tras muchas vueltas y marear a la opinión pública, ha anunciado la concesión del indulto a los condenados por el procés. Una medida que no contenta ni a constitucionalistas ni a nacionalistas ni a una gran parte de la opinión pública. Por eso, el experto prestidigitador que tenemos por presidente se ha sacado de la chistera -y sin rubor- una rebaja del IVA de la luz y el anuncio de la relajación del uso de mascarillas al aire libre.

Pedro Sánchez

La medida se justificará como una “decisión política”, dentro de la potestad discrecional que Moncloa tiene atribuida por la Constitución para conceder la medida de gracia. La “utilidad pública” será la motivación que pesará en la fundamentación de Sánchez, por encima de la “justicia” https://www.larazon.es/espana/20210622/vmzymr3fovbtnb5pbcy4gs4u4i.htmlo la “equidad” a las que también se puede apelar.

En este sentido, el propio Sánchez apeló ayer directamente a la “utilidad para la convivencia” que tiene la medida de gracia: “Estoy convencido de que sacar a estas nueve personas de la cárcel, que representan a miles de catalanes, es un rotundo mensaje de la voluntad de concordia y convivencia de la democracia española (…) Podría parecer que esta decisión les afecta solo a ellos, pero se dirige al conjunto de la sociedad catalana y al conjunto de la sociedad española”, señaló en Barcelona.

Luz y mascarillas para calmar al pueblo

La referencia a «esas nueve personas» es prácticamente la única alusión a los agraciados con el indulto. No es casualidad… Ninguno de ellos ha pedido perdón, o ha mostrado arrepentimiento. Seguramente le sirva de poco, porque pronto volverán a estar en la calle reclamando lo mismo, con el ‘mismo’ respeto a la Constitución y a la legalidad españolas y haciéndose los mártires por su paso por prisión.

Para calmar a la opinión pública, y bajo la máxima de tener contento al pueblo tocándole el bolsillo, el Gobierno anunciará dos días después la bajada al 10% del IVA de la luz, en máximos y con una nueva tarificación que hace aún más difícil ahorrar a las familias. Por si fuera poco, también se relajará el uso de mascarillas al aire libre. Da igual las alertas de los expertos sobre la variante Delta (India), que ya está en Europa y es aún más fácil de contagiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.