Nueva Zelanda desafía la ley natural en plena crisis y aprueba el aborto a la carta.

¿Pandemia? La verdadera pandemia mundial se llama aborto. Mata a 43 millones de seres humanos al año. Casi el 80% de la población está infectada y es «asintomática», es decir, que le importa bien poco y mira hacia otro lado mientras que la barbarie no le afecte a su «zona de confort» y con su hipocresía e inacción es cómplice de esta matanza mundial auspiciada por la ONU y la masonería para el control de la población.

Nueva Zelanda acaba de aprobar en plena pandemia mundial por el coronavirus una ley del aborto que se convierte en la más radical del mundo pues supone un aborto libre total sin restricciones ni supuestos.  Es decir, las mujeres que quieran acabar con la vida de su hijo no deberán argumentar ninguna razón para ello.

De este modo, el aborto será totalmente libre hasta la semana 20, hasta el quinto mes de embarazo, convirtiéndose así en una de las leyes abortistas más radicales. A partir de ese momento, la mujer podrá abortar hasta el mismo momento del nacimiento si consigue el visto bueno de dos médicos que supuestamente constaten que existe riesgo para la madre o problemas en el bebé.

Aborto selectivo por sexo

Sin embargo, entre los contrarios al aborto tanto en Nueva Zelanda como en el extranjero asustan las posibilidades que se abren. Además de poder abortar hasta el nacimiento se podrá hacer aborto selectivo por sexo.

Igualmente, Nueva Zelanda suprime el límite que existía de 20 semanas para el aborto de bebés con discapacidades por lo que se podrá abortar hasta el último momento a niños con síndrome de Down o labio leporino, entre otros casos.

Enmiendas bloqueadas

Por otro lado, no se requerirá legalmente  que se alivie el dolor fetal de los bebés que sean abortados entre las 20 semanas y el nacimiento. Tampoco se requerirá que un médico tenga que intervenir para que se pueda realizar un aborto.

Con esta nueva ley patrocinada por la primera ministra Jacinda Ardem se deroga la ley del aborto de 1977,  una ley de supuestos para casos de riesgo para la salud de la madre. La mayoría parlamentaria que tiene ha logrado bloquear las enmiendas contra el aborto selectivo por sexo o las que pedían objeción de conciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *