Dios, Patria y Familia… ¡SIN COMPLEJOS!

Esta semana Europa se sobresaltaba porque un partido político, Fratelli d’Italia, ganaba, sin miramientos las Elecciones Italianas con un lema, DIOS, PATRIA Y FAMILIA, que no deja a nadie indiferente.

Meloni no es una Cristiana ejemplar (ella misma lo ha dicho en algunas de sus intervenciones públicas), pero es que la política cristiana, la Democracia Cristiana, no va de eso. Todos en Europa la han calificado de «ultraderecha» y no por eso ha movido ni un centímetro sus planteamientos; antes bien, al contrario, ha enfatizado sus principios con el lema DIOS, PATRIA Y FAMILIA.

Si los partidos o los regímenes políticos debieran ser validados en la actualidad por sus comportamientos pasados, en España, ni la Democracia (llena de abusos, escándalos y corruptelas en los últimos 40 años) ni Partidos mayoritarios como el PSOE, envueltos en sangrientas etapas de nuestra historia, podrían ser aceptables hoy día. Pero lo son, porque no juzgamos el presente por hechos pasados.

Mucho se ha escrito sobre el lema, pues fue utilizado por primera ver por el Partido Fascista de Musolini allá por 1931, pero, si tenemos que juzgar las propuestas políticas actuales por el pasado, díganme que haríamos con el comunismo, que ocasionó mas de 100 millones de muertos en el Siglo XX, y con todas sus derivadas: Marxismo, Socialismo, Lenilismo, Castrochavismo…

Con el lema DIOS, PATRIA Y FAMILIA, Meloni ha conectado con un electorado que tiene muy clara su escala de valores y que rechaza los experimentos sociales que la izquierda propone y la derecha asume desde hace años: Aborto, Eutanasia, Ideología de Género, Matrimonio homosexual…

Con el lema DIOS, PATRIA Y FAMILIA, Meloni ha arriesgado mucho, más allá de cálculos políticos o márketing electoral, se ha presentado ante el electorado siendo sincera, clara, transparente. Algo completamente diferente a lo que vemos en España, dónde algunos partidos no son capaces de declararse más que «tradicionalistas», como si se avergonzaran de su Fe. Que sepa yo, Jesucristo no tenía asesores de márketing para conseguir que su mensaje «calara» en la sociedad.

Con el lema DIOS, PATRIA Y FAMILIA, Meloni quiere volver a la pureza de la verdad. La jugada podrá salir mejor o peor cuando le toque empezar a Gobernar y diseñar y poner en marcha medidas reales, pero nadie podrá discutirle que lo propuso, lo planteó y lo ganó desde la sinceridad.

DIOS, PATRIA Y FAMILIA. Un orden de prioridades que todos los cristianos deberíamos tener en cuenta a la hora de analizar cualquier programa electoral antes de depositar nuestro voto, y nuestra confianza, a un partido, pues no olvidemos que, al menos en España, los Partidos mandan sobre las personas que se presentan y que, por muy buenas personas que sean, deben obediencia a su partido.

La Democracia Cristiana ha forjado Europa y ha construido las bases de nuestro actual sistema político y ahora la mayoría de los partidos supuestamente cristianodemócratas, huyen del concepto de Democracia Cristiana para así ser más «transversales» y conseguir, con ello, mantener y ampliar su electorado. Han borrado a Dios de sus programas y, con ello, han perdido su esencia, quedando expuestos al devenir de las «mayorías» sociales, manipuladas por los medios de comunicación.

Gracias, Sra. Meloni, por recordarnos que un Cristiano no puede hacer política y dejar de nombrar a DIOS. Por recordarnos que sin PATRIA, no puede haber bien común. Por recordarnos que la base y el centro de la Patria y de la sociedad es la FAMILIA NATURAL y que esta debe ser defendida de los ataques a los que se la lleva sometiendo décadas.

Espero que cunda el ejemplo y que muchos de los pequeños partidos que nacen con el objetivo de devolver a Dios y los valores del humanismo cristiano a la esfera Política no caigan nunca en la trampa de la secularización, pues no deberían perder de vista la máxima evangélica que dice que el que no es fiel en lo poco, no será fiel en lo mucho.

PD: Para quienes aún consideren a Meloni como «ultraderecha» o piensen que en su programa se incluye alguna propuesta para obligar a los italianos a creer en Dios, dejamos al final de este post los 25 puntos sobre los que ha girado su propuesta política.

Daniel Fernández

El programa de los Hermanos de Italia muestra los siguientes 25 puntos:

  1. Apoyo a la natalidad y la familia
  2. Uso eficiente del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PNRR, por sus siglas en italiano) y de los fondos europeos
  3. Fiscalidad más justa y defensa del poder adquisitivo de los italianos
  4. Apoyar al sistema de emprendedores italianos
  5. Made in Italy y orgullo italiano
  6. Defender la dignidad del trabajo
  7. Dar paso a los jóvenes
  8. Reanimar escuelas, universidades e investigaciones
  9. Por un verdadero estado del bienestar que no olvide a nadie
  10. El derecho a una vejez tranquila
  11. La salud al servicio de las personas
  12. En defensa de la libertad y la dignidad de cada persona
  13. Cultura y belleza: nuestro Renacimiento
  14. El turismo es nuestro crecimiento feliz
  15. El sistema agroalimentario, pilar de Italia
  16. En defensa del medioambiente y la naturaleza
  17. Energía limpia, segura y asequible
  18. Reinicio de las inversiones e infraestructuras
  19. Transporte para una Italia más rápida, más conectada y más inteligente
  20. Oportunidad de crecimiento en el sur de Italia
  21. Detener la inmigración ilegal y devolver la seguridad a los ciudadanos
  22. Justicia ecuánime y rápida para ciudadanos y empresas
  23. Dar créditos a familias y empresas
  24. Presidencialismo, estabilidad gubernamental y Estado eficiente
  25. Italia, protagonista en Europa y en el mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.