Ahora en Galicia: Presionan a un alcalde para derribar una cruz

La persecución de la cruz y los símbolos cristianos mediante la confusión deliberada con representaciones franquistas escribe un nuevo episodio en España. Esta vez es en Celanova (Galicia), donde el Comité de Memoria Histórica de la Comarca está recogiendo firmas para derribar un monumento.

Continúa la persecución de símbolos cristianos mediante su confusión deliberada con representaciones franquistas. Ahora, Galicia.
Cruz de Celanova

Se trata de una cruz levantada en 1939 como homenaje a «los combatientes de parroquia de Celanova caídos por Dios y por España» durante la Guerra Civil. En ella hay un escudo y un símbolo de la Falange, pero, lejos de la retirada de éstos, se exige la destrucción íntegra de la cruz.

Un nuevo episodio de cristianofobia buscando la eliminación de símbolos religiosos con la excusa identificación errónea de éstos con un regimen político concreto.

Cristianofobia

Es inadmisible que, a la sombra de una ley revanchista, partidaria y sectaria, se violen sistemáticamente Derechos Fundamentales recogidos en el artículo 16 de la Constitución como es el de la Libertad Religiosa. Incluso el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha fallado claramente que la presencia de símbolos religiosos es totalmente legítima en un estado aconfesional.

Los mismos promotores de la campaña reconocen que esta cruz se erigió «como símbolo imperecedero e indestructible de nuestra fe», es decir, con un fin religioso. sin embargo, insisten en señalar que «ha alimentado el miedo durante más de 80 años». Increíble.

Firmas en defensa

Para el Comité de Memoria Histórica de esta localidad, esa cruz es una «exaltación pública e visible del golpe de Estado de 1936 contra la legalidad republicana». Según este colectivo, por este motivo, el símbolo está afectado por la Ley de Memoria Histórica y exigen al Concello que lo elimine.

La Asociación de Abogados Cristianos ha lanzado una recogida de firmas online en defensa de esta cruz, que entregará al alcalde de Celanova. Puedes adherirte pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.