Cuando el AMOR, en Cristo, es mas poderoso que la muerte.

“Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos”, nos dice Jesús en el Evangelio de Juan. Pues bien, en las últimas horas hemos conocido la historia de Giuseppe Berardelli, un sacerdote de la diócesis de Bérgamo que ha seguido esa frase evangélica hasta las últimas consecuencias.

Si a la vida… HASTA EL FINAL.

¿Un nuevo concepto de «pro-vida»? Hasta ahora, estas asociaciones habían estado tradicionalmente vinculadas a la defensa del no nacido y la lucha contra la barbarie del Aborto, pero a nuevos tiempo, nuevas barbaries, y urge que incluyan con fuerza propuestas para la defensa de la dignidad, también al final de la vida.

Sexo forzado. Así «aprenden» nuestros jóvenes a «relacionarse» gracias al Porno.

“El contenido de las páginas pornográficas es cada vez más violento. Y está siendo visto mayoritariamente por los jóvenes. Por ejemplo, el 30% de las páginas que se manejan en internet son de contenido pornográfico”. “La mujer es humillada, orinada, vejada y/o penetrada por varios y todo eso es lo que los adolescentes ven a partir de 12 años”, reflexionaba.

Celebremos el AMOR, pero el AMOR DE VERDAD.

El amor, una de las grandes virtudes y valores, se devalúa día a día. Ya no es esa virtud de los fuertes, de los capaces de dar su vida por los amigos, de los que morían pidiendo a Dios que perdonara a sus asesinos, de los que se habían vencido en grado heroico para darse a su familia, a sus semejantes, a la mujer amada. Hoy es algo azucarado (o mejor, endulzado con algún sustituto para no subir de peso), que dura lo que dura la ilusión que, por definición, es transitoria; que existe lo que dura la excitación sexual o lo que tarda en aparecer.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el mismo. Puede aceptar su uso o rechazarlo mediante la configuración de su navegador o consultar sus opciones cliqueando en VER MÁS. Si tienes menos de 14 años, pide a tu padre, madre o tutor que lea este mensaje.    Más información
Privacidad