Crece un 30% la búsqueda de pornografía infantil.

¿El pedófilo nace o se hace? No dudamos que muchos nazcan con con esta depravada orientación sexual, pero lo que está claro es que cada día son más los especialistas en Psiquiatría que alertan de los peligros del consumo de material pornográfico. El Porno actúa como una droga, liberando dopamina en nuestro cerebro. Y al igual que las drogas, cada vez necesita de mayores «dosis» para conseguir el estímulo buscado.

Crece un 30% la descarga de pornografía infantil: Se empieza por consumir porno, se acaba buscando porno infantil.

el consumo de pornografía tiene una terrible derivada: A la vez que se incrementa el mismo, se incrementa igualmente la búsqueda de material pedófilo, de agresiones sexuales y de abusos infantiles. Por eso URGE REGULAR LA PORNOGRAFÍA ON LINE EN ESPAÑA, COMO PASO PREVIO A SU PROHIBICIÓN.

El virus del porno on-line, dispuesto a hacer su «agosto» con el confinamiento de la población mundial.

La pornografía on line es un virus letal. Atrapa a casi todo el que entra en contacto con él y, lo que es peor, aprovecha el estrés emocional y la ansiedad que muchas personas estan sufriendo por el confinamiento debido al coronavirus, para ofrecerles una válvula de escape falsa, efímera y, en no pocas ocasiones, basadas en vídeos sobre abusos o violaciones que suponen actos delictivos.

La pornografía impide que la persona sea libre y cada vez «engancha» a más jóvenes.

«La pornografía es una adicción al consumo de películas, imágenes o audiciones de carácter sexual». Se trata, en realidad, de una droga: «Tiene —afirma — todas las características de las adicciones: no se puede dejar, es una tendencia enfermiza a ese consumo y produce una percepción enfermiza de la realidad sexual». Se trata, además, de «una enfermedad privada que no asoma en público, es bastante inconfesable».

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el mismo. Puede aceptar su uso o rechazarlo mediante la configuración de su navegador o consultar sus opciones cliqueando en VER MÁS. Si tienes menos de 14 años, pide a tu padre, madre o tutor que lea este mensaje.    Más información
Privacidad